“A la mitad de los parajes rurales de Cushamen aún no se ha podido llegar con ayuda”

Así lo relató esta mañana José Luis Loncón, a cargo del Servicio de Enfermería del Hospital de Cushamen señalando que “a la mayoría de los lugares tenemos que llegar a caballo o a pie por que todavía hay más de un metro y medio de nieve y a los más alejados solo se puede acceder vía aérea, en helicóptero para llegar con la ayuda”.

En dialogó con InfoChucao, Loncón, nacido y criado en Cushamen relató que “después de tantos años de sequía, la nevada venía bien, pero en la magnitud en que llegó generó muchas complicaciones y trajo de la mano esta crisis que estamos viviendo.

“Después de algunos días de buen clima por suerte estamos más aliviados y hemos podido ir solucionando problemas, como fue por ejemplo el tema de la luz que motivó que debiéramos evacuar el jueves pasado a todos los pacientes del Hospital” explicó.

“En el hospital somos 8 enfermeros cumpliendo jornadas laborales de 10 a 15 horas todos los días y contamos solamente con un vehículo, que es una ambulancia 4×4” indicó el profesional agregando que “al tener una población con muchos ancianos hemos debido hacer la atención en sus propios domicilios para no hacerlos salir, llegando a la mayoría de los lugares a caballo o a pie ya que en partes a caído más de un metro y medio de nieve y no puede entrar ningún vehículo”.

Loncón detalló que “Cushamen tiene 17 parajes circundantes que dependen del radio urbano y a casi la mitad ni se ha podido llegar aun con ayuda” señalando que “a los lugares más alejados se está llegando únicamente vía aérea, con helicóptero en donde va personal médico que lleva la medicación e insumos que necesita cada familia, y en algunos casos más complicados se procedió a la evacuación de algunos pobladores”.

“La nevada no solo fue abundante, sino también imprevista por lo que ha encontrado a los animales sin poder resguardarlos, sumado a que venimos de un verano donde las tucuras talaron prácticamente la totalidad de las pasturas por lo que los animales se están muriendo en gran cantidad”.

José Luis debió remontarse en la memoria hasta el año 1984 para hablar de una nevada de esta magnitud, relatando que “en el 98 también hubo nevadas abundantes, pero no tanto como este año”.

Consultado sobre la asistencia del estado provincial chubutense a los pobladores golpeados por la emergencia, Loncón comentó que “me enteré por los diarios de la visita del gobernador Arcioni y que estuvo sobrevolando la zona, pero al hospital ni se acercó”.

Finalmente remarcó que “todo esto que estamos viviendo no es solo culpa de la nieve, sino que acá hay un abandono total por parte del Estado, y una imprevisión muy grande, porque si no, no hubiese colapsado todo en cuestión de horas como nos pasó”.