Agresión a guardaparques: “Los pobladores viven con miedo por la falta de consecuencias”

Este fin de semana tuvo lugar una agresión con piedras a una guardaparques cuando intentó intervenir en el puente del Arroyo Cascada, en cercanías de Villa Futalaufquen en el Parque Nacional Los Alerces, al ver que varias personas lo prendían fuego.

El guardaparques Carlos Opitz detalla cómo sucedieron los hechos de violencia en esta zona que tiene un conflicto territorial con un grupo autoproclamado mapuche que ocupó el lugar y hasta el momento solo tiene diálogo con autoridades nacionales.

Opitz recordó que no es la primera vez que sufren agresiones como guardaparques. “Ese puente está en el acceso viejo, camino de tierra, que ya está cerrado porque antes ya se había denunciado la rotura y la quema. Es un puente de madera de coihue grueso. Terminaron rompiéndolo del todo a través de motosierra y cortaron sus entablonados”

Los guardaparques llegaron hasta el lugar porque les informaron de vigilancia de incendios forestales que se veía la columna de humo. “El protocolo de quemas marca que hay que avisar con anticipación. Como no había ninguna solicitud de quema se solicita a guardaparques que vayan a verificar de qué se trataba. Había fuego arriba del puente. Mi compañera se acerca y ve a seis encapuchados que al verla le gritaron y lanzaron piedras”.

“Mi compañera les pide por favor que no le arrojen piedras porque se va a retirar, pero no se detuvieron. Nosotros como guardaparques justamente no tenemos ninguna intención de agredir. Cumplimos con nuestro trabajo de verificar los eventos, somos policía forestal y ambiental. Cuando sucede esto damos intervención a la justicia, y cuando ya pasa a un delito común, es jurisdicción de fuerzas armadas. En este caso es un daño a la propiedad, que es un puente” explicó.

Por otra parte, señaló que “la comunidad que se autoproclama mapuche está en este lugar, pero no están establecidos los límites físicos. Entonces cada vez que tenemos que ir a esa zona damos intervención a gendarmería, por seguridad. Esta vez, dada la urgencia fueron al lugar sin ese apoyo y cuando sucedió el hecho no había llegado Gendarmería todavía”.

Opitz confirmó que se hicieron las denuncias correspondientes, y queda en la órbita de Parques y el Juzgado Federal. “Nosotros no entendemos ¿con qué intención vuelven a prender fuego? Buscan la agresión, o el conflicto, no hay otra manera de entender esto” indica.

Luego marcó que ni guardaparques ni el intendente anterior de Los Alerces participaron en las instancias de mediación. Hasta el momento no tienen información de que haya alguna medida judicial en el marco del conflicto territorial. “Ya venimos pidiendo en distintas instancias a través de la Jefatura. Muchas veces el guardaparques actúa solo. En este caso la directiva es no trabajar en solitario, por seguridad, no exponerse. Pero eso es relativo. No podés no involucrarte si hay fuego prendido u otra situación que amerita tu presencia”.

Finalmente, resaltó que “esto no solo afecta a nosotros. Hay vecinos que tienen miedo de salir de vacaciones por temor a que les usurpen su vivienda. No lo dicen, pero viven con miedo porque esta gente no es abierta al diálogo. Va a hacer un año y medio de ocupación de tierras -desde enero de 2020 a la fecha- y no hubo ninguna respuesta favorable o definición que garantice nuestra seguridad”.

Fuente: EQS Notas