Alerta ambiental en Río Negro

En estos últimos días, mientras comenzaba el primero de los incendios forestales de magnitud, en esta ocasión en Lago Martin, también se conocía la noticia de un derrame de petróleo en nuestra provincia en el área de Medanito, a unos 35 kilómetros de Catriel, que afectó dos hectáreas aproximadamente. Se trata de uno del derrame más importante en la provincia al menos en los últimos 10 años.

El día 7 del corriente mes se originaron diversos focos de incendio debido a la actividad eléctrica en la zona del lago Martín, que se encuentra junto al lago Steffen y aproximadamente a 75km al norte del casco urbano de El Bolsón.

Se trata de un área en cuya superficie del suelo posee acumulación de combustible, lo que en consecuencia hace que el trabajo manual se dificulte y en los últimos días debido a las condiciones climáticas y del terreno directamente no se intervino en el combate del fuego.

Esta zona corresponde a áreas intangibles, el grado de mayor protección que contempla la Administración de Parques Nacionales y al día de la fecha todavía no hay estimaciones sobre la cantidad de hectáreas que se han visto afectadas.

En simultáneo, el día viernes nuestra provincia recibía otro impacto ambiental al conocerse la noticia que en el área de Medanito, a unos 35 kilómetros de Catriel, se produjo un derrame de petróleo que afectó dos hectáreas aproximadamente.

Fuentes de la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de Río Negro. indicaron que se realizó un recorrido con drones sobre la zona afectada y que el incidente se propagó por unos 20.000 metros cuadrados. Todavía se desconoce el origen del derrame que se originó entre las estaciones de bombeo Medanito y Crucero Catriel por una falla en el sistema troncal de oleoductos de la compañía Oleoductos del Valle (Oldelval).

Para tener dimensión del área contaminada, equivale a la superficie de tres campos de juego de la cancha de River. Desde la secretaría informaron que hasta el mediodía de ayer se habían recuperado 1.400 metros cúbicos de petróleo aproximadamente.

“Todavía las causas no las sabemos. Tienen que excavar para llegar al ducto, pero primero hay que ver las interferencias que hay”, indicaron. Tampoco hay precisión sobre el espesor del derrame.

Desde el momento del incidente, ocurrió el viernes, todos los días hay operarios de la cartera fiscalizando el saneamiento ambiental. Se trata de uno del derrame más importante en la provincia al menos en los últimos 10 años.

El ducto que se rompió transporta el petróleo que se produce en la Cuenca Neuquina hacia Buenos Aires. Las causas son investigadas por dos posibles factores: la antigüedad de la infraestructura y la cantidad de crudo que circula. 

El Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, mantuvo una reunión con los directivos de Oldelval y la secretaria de Energía de Río Negro, Andrea Confini, para evaluar el impacto ambiental del derrame.

Martínez expresó que «se exigirá la remediación de toda la zona afectada con la ejecución de los trabajos que se requieran». El funcionario confirmó que la situación está controlada y que comenzaron a reparar el ducto.

“Hemos visto que la situación está controlada, que luego de acordonar la zona afectada se detuvo el derrame, se comenzó a reparar el ducto y ya se colectó el crudo derramado. Ahora deben comenzar los trabajos específicos para la remediación de toda la zona afectada», manifestó.

Agregó que se está investigando para tener mayor precisión sobre la cantidad de crudo esparcido y el área afectada. “Desde la Secretaría de Energía de la Nación junto con la empresa y con las autoridades provinciales vamos a trabajar para evaluar medidas y exigir acciones a corto plazo para sanear lo ocurrido”, expresó.

El área del derrame se encuentra en la zona de Medanito, a 30 km de Catriel. Según Oldelval los cursos de agua cercanos no se vieron afectados por el hecho. Tras detectar el incidente, se bloqueó el ducto y se activó un plan anti contingencias.

El sábado Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, que dirige Juan Cabandié, dispuso que la Brigada de Control Ambiental se desplace a Río Negro para realizar una inspección y evaluar el daño ambiental. Desde la Secretaría de Energía provincial también se desplegó un operativo de técnicos para fiscalizar y analizar el incidente.