Aníbal Fernández salió a cruzar las acusaciones del intendente Pogliano

El intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano había acusado a Gendarmería de liberar la zona y responsabilizó a Magdalena Odarda, presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) por incitar la violencia. Aníbal Fernández negó las acusaciones y dijo que Gendarmería estaba actuando como corresponde, y puntualizó: “Dijimos que íbamos a patrullar para evitar desmanes y lo hicimos”.

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, le respondió al intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, quien acusó ayer a Gendarmería de liberar la zona luego de un episodio de violencia que se registró en la ciudad en medio del conflicto con la comunidad mapuche.

Fernández declaro sobre el hecho en la puerta del Ministerio de Seguridad.

“Él dice que había tres gendarmes, que los había, y que han sido retirados dejando ‘la zona liberada’. Una expresión horrible en boca de un gobernante”, explicó Fernández.

“La razón es que desde las 18 la Gendarmería estaba en la Ruta 40 por expresas instrucciones que tenía de custodiar que no hubiera cortes, y salió un oficio a las 22:11hs que ratificó la situación y que nos puso en la Ruta 40 para evitar el corte de la misma”, agregó el ministro.

“Hemos estado participando activamente conforme a las decisiones judiciales ordenadas. No hemos dejado a nadie sin nada. Lo que dice el intendente no es verdad”, subrayó.

El lunes, Bruno Pogliano dijo que Gendarmería Nacional “liberó la zona” para los ataques y responsabilizó a Magdalena Odarda, la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), por los destrozos, luego de que se conociera la muerte de un joven de la comunidad mapuche, en una zona tomada en la Patagonia que lidera la prima de Jones Huala.

Sobre el hecho, Fernández detalló: “Dos personas de civil, es lo que cuenta la gente que estaba ahí arriba. Hablaron en principio, discutieron después y dispararon dos tiros”.

El primer disparo impactó en el pecho de uno de los individuos, que se encuentra fuera de peligro, el otro individuo no corrió con la misma suerte ya que recibió un “tiro en la cabeza, que lo mató”.

Fernández dijo que Gendarmería estaba actuando con “correspondencia”, y puntualizó: “Dijimos que íbamos a patrullar para evitar desmanes y lo conseguimos. El caso de El Bolsón es una situación que debe ser conducida por la Policía de Río Negro, no por las Fuerzas Federales “.

Para el funcionario, el patrullaje de las Fuerzas Federales tuvo un resultado “positivo” ya que “se calmaron las aguas y la cosa empezó a ordenarse un poquito”.

Fernández consideró que “el caso de El Bolsón tiene que ser conducido por la policía de Río Negro, no por las fuerzas federales, que no cumplen esa función específica”, concluyó.