Arcioni dijo que “no hay atraso salarial” en Chubut

En conferencia de prensa este lunes, el Gobernador Mariano Arcioni dijo que se trabaja para cancelar la deuda con los empleados públicos de Chubut pero que la provincia “no tiene atraso salarial”.

Al ser consultado sobre el pago de salarios a los estatales respondió enfáticamente: “No tenemos atrasos salariales porque hicimos un esfuerzo muy importante para poder pagar el último día hábil del mes anterior para que los trabajadores tengan sus sueldos disponibles” y puntualizó en este caso lo pagado en Semana Santa.

“No tenemos atrasos salariales- dijo y agregó luego que – hoy los aguinaldos están al día, la deuda con los empleados de primero y segundo rango gran parte está cancelado también y vamos a trabajar porque honramos las deudas”

Luego dijo que quiere transmitir tranquilidad a los trabajadores y empleados del estado, “estamos trabajando para cancelar la deuda”. También habló de consenso en la forma para atender esta deuda “obviamente que va a ser una cancelación que vamos a acordar con ellos, estamos trabajando con ellos” dijo.

Vale destacar que de un tiempo a esta parte el Gobierno de Chubut definió eliminar el pago escalonado a los empleados provinciales y paga los primeros días del mes un sueldo a cada empleado.

En el caso de educación y a partir del inminente inicio de clases se puso al día con los ingresos de los rangos 1 y 2, con la gestión nacional de por medio y el préstamo de los fondos para atender esa cuestión puntual.

El resto de la administración pública sigue arrastrando dos meses al menos de demora en sus sueldos. Esto es lo que el Gobernador llama “deuda” mientras niega el atraso. 

“Atraso no hay”

El Gobernador se refirió también al pago de sueldo que viene y se animó a dar fechas. “Ahora vamos a estar cancelando seguramente como corresponde, dentro del cuarto día hábil la masa salarial.”

Por otra parte, dijo que también se está trabajando para el sector pasivo. Arcioni señaló que mantienen “la obra social al día”. Finalmente destacó que “esto llega después de tantos años de despilfarrar dinero, y de tomar endeudamientos desmedidos.”

Arcioni agregó que la renegociación de la deuda permitió lograr oxígeno financiero y tener la certidumbre para los empleados.