Aun en tiempos de pandemia, el INTA trabaja para la creación de huertas en los sectores más vulnerables

A través del Programa Pro Huerta, que en el 2020 cumple ya 30 años de existencia, la agencia del INTA de El Bolsón continúa trabajando en este contexto de pandemia y dificultades económicas para fomentar la creación de huertas familiares en los sectores más vulnerables.

InfoChucao dialogó con la ingeniera agrónoma Andrea Cardozo, a cargo de la Estación del INTA en El Bolsón quien explicó que “el Pro Huerta es un programa que es parte de nuestras actividades y se co ejecuta junto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y es un programa que está activo hace más de 30 años.

Por su parte, Leandro Sison, responsable del Pro Huerta en nuestra localidad indicó que “en este contexto de pandemia, nosotros estamos tratando de asistir a la demanda de los distintos barrios principalmente a través de la vía telefónica y medios digitales para estar en contacto ya que hoy por hoy no podemos recibir gente en nuestras instalaciones y lo que si seguimos haciendo es ir nosotros a los diferentes sectores”.

“En todos estos años se ha ido trabajando mucho impulsando a las familias, impulsando nuevas huertas y emprendimientos” señaló Sison, recordando que “el Pro Huerta se encarga de ayudar y dar asistencia técnica a familias con necesidades básicas insatisfechas que no pueden acceder a la compra de semillas y otros insumos”.

“Es fundamental producir nuestros propios alimentos ya que nos ayuda en el aspecto económico, pero también nos ayuda en nuestra propia salud porque estamos produciendo verduras con un enfoque agroecológico sin uso de agroquímicos o pesticida” remarcó.

“Este año el Pro Huerta está demorado con la entrega de las semillas porque todavía no nos han llegado y estimamos que podrán estar hacía fines de septiembre o primeros días de octubre” explicó, señalando que “la entrega de semillas del programa se hace en conjunto con los Agentes Sanitarios de los diferentes barrios y parajes”.

Asimismo, Sison indicó que “lamentablemente este año el programa está bastante desfinanciado comparado a años anteriores y solo contamos con el 8% del presupuesto que teníamos en el 2019 pero más allá de eso seguimos trabajando con los recursos que tenemos”.