Bariloche: una niña de 12 años murió ahogada en el lago Gutiérrez

Una nena de 12 años murió ahogada este viernes a la tarde en el lago Gutiérrez, a 22 kilómetros de Bariloche, cuando participaba de una jornada de celebración tras finalizar la escuela primaria.

El accidente ocurrió cerca de las 16.30 en un complejo recreativo ubicado en la margen sur de ese espejo de agua, el cual había sido elegido por las autoridades de la escuela pública N° 273 “Ayen Hué” para pasar el día por el cierre del ciclo lectivo.

El grupo estaba conformado por unos 80 escolares, custodiados por docentes de aula y de materias especiales, y de algunos padres que acompañaron al contingente.

La jornada de sol pleno, que registró una temperatura máxima de 27 grados, invitó a varios estudiantes a refrescarse en las gélidas aguas del lago.

Entre otros niños, dos compañeras de séptimo grado desafiaron la baja temperatura del lago e ingresaron algunos metros desde la costa. Tenían la advertencia de avanzar hasta que el agua llegue a la cintura.

Sin embargo, producto posiblemente del veril abrupto del lago, las menores perdieron contacto con el suelo y quedaron a la deriva.

De acuerdo con la información que aportaron fuentes allegadas al grupo, una de las niñas gritó y pudo ser rescatada por uno de los adultos, aunque nadie se percató de la ausencia de la otra estudiante.

Una vez que tomaron conocimiento del hecho, uno de los docentes ingresó nuevamente al agua, pero al sacarla de allí se percató de que la niña ya estaba inconsciente.

Fuentes consultadas aseguraron que de inmediato comenzaron a practicarle maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), mientras que ya habían sido convocados rescatistas de distintos organismos.

Tras intentar reanimarla durante una hora, los médicos que acudieron en una ambulancia del Hospital Zonal dictaminaron el deceso de la alumna.

El operativo contó además con la participación de efectivos de la Policía de Río Negro, quienes luego iniciaron las actuaciones judiciales correspondientes.

Los fiscales Betiana Cendón y Guillermo Lista se trasladaron hasta el complejo e instruyeron a los rescatistas distintas medidas para determinar las circunstancias del episodio.

Efectivos de la Delegación local de Prefectura Naval realizaron mediciones para determinar la profundidad del lago en el sitio donde ocurrió el accidente, mientras que la Policía de Río Negro notificó a una decena de personas – responsables del grupo – sobre el inicio de las actuaciones judiciales pertinentes.

El Ministerio Público Fiscal informó que algunos de los menores que integraban el grupo serán citados a declarar en Cámara Gesell para que aporten datos sobre lo que presenciaron.

Los fiscales dispusieron además la realización de una autopsia que se realizará este sábado en el Hospital Zonal de Bariloche y estará a cargo del Cuerpo Médico Forense, para determinar la causa del deceso.

Especialistas en actividades náuticas afirmaron que todos los espejos de agua de la Cordillera experimentan “bajantes llamativas” producto de las escasas lluvias registradas últimamente.

“Existen diferencias de varios centímetros en comparación con los niveles normales y ello altera la fisonomía de las playas” aseguraron y mencionaron que los veriles “son más abruptos”.

En ese sentido, especularon con la posibilidad de que las menores se hayan alejado sólo unos pocos metros de la playa y fueran sorprendidas por una pendiente abrupta en el lecho del lago.

“En apenas unos centímetros, el lago se va a pique y es posible que hayan perdido contacto con el piso” analizaron.

Antecedentes

En enero de 2008, un hombre de 28 años murió ahogado a pocos metros del sitio de la tragedia de este viernes. La víctima se arrojó al lago para intentar alcanzar una cámara de auto que utilizaba como elemento de flotación aunque la misma se alejó varios metros de la costa producto del viento. Sus familiares vieron cuando desapareció de la superficie y fue rescatado varios minutos más tarde, sin signos vitales.