Buscan que los delitos de abuso sexual infantil no prescriban

La diputada nacional Lorena Matzen visitó este martes nuestra localidad y dio una charla debate sobre su proyecto presentado en el Congreso, que busca que los delitos de abuso sexual infantil no prescriban en el tiempo. Asimismo, se pide que haya protocolos que aborden de manera integral estos delitos y como atender a las víctimas en el aspecto psicológico, económico y asistencia jurídica, entre otros puntos

InfoChucao tuvo oportunidad esta mañana de dialogar con la diputada Matzen del bloque de Juntos por el Cambio, quien señaló que “estamos haciendo una recorrida por todo el país y no podíamos dejar de estar en nuestra provincia, buscando que las víctimas de delitos de abuso sexual infantil puedan tener justicia más allá del tiempo que se demore en realizar la denuncia”

Matzen recordó que “esta semana, el 19 de noviembre se conmemora nuevamente el Día Internacional de la Lucha contra el Abuso Sexual Infantil y uno de mis primeros proyectos en el Congreso tuvo que ver con este tema ya que pedíamos la imprescriptibilidad de los delitos de abuso sexual infantil que es lo que creemos que le falta en el proceso legal a las víctimas como herramienta para poder lograr justicia”.

“Este es uno de los delitos con menos justicia ya que solo se denuncia el 10% los casos y de ese porcentaje solo en el 1% se llega a una condena” destacó

La diputada destacó que “ya en el año 2018 logramos un gran avance ya que estos delitos suelen ser de instancia privada y hasta este tiempo solo la víctima podía denunciar, lo cual era muy difícil y conseguimos que sea de orden público y que cualquier ciudadano si sospecha o detecta un caso de abuso puede denunciarlo”.

Matzen explicó que “a esta jornada de debate que tuvimos en El Bolsón, estuvieron invitadas diferentes instituciones y vecinos, con la idea de hablar del tema y que sea de agenda pública” señalando que “este tipo de delito entendemos que es una verdadera tortura y que reúne todas las características de los delitos de lesa humanidad por lo tanto entendemos que deben ser imprescriptibles”.

Asimismo, la diputada señalo que “el personal que quizás recepciona las denuncias, muchas veces no está preparado, por lo que debería haber un marco normativo, como la Ley Micaela que prepare y le de herramientas a la Justicia, perspectiva de derechos humanos. También necesitamos que se reformen los códigos de procedimiento y que haya un protocolo para tratar a las víctimas. Tenemos casos donde las víctimas, niños pequeños, al momento de ir a hacer Cámara Gesell se cruzaban con su agresor, con todo lo que eso significa”.

“Necesitamos un tratamiento integral de estos delitos, con protocolos sobre como abordarlos y como atender a las víctimas que incluya el aspecto psicológico, económico y asistencia jurídica, entre otros puntos que consideramos que hacen falta” explicó, remarcando que “podemos tener muchas leyes, pero si después la Justicia no reforma el accionar, si no tenés quien te recepcione la denuncia correctamente no se va a lograr abordar el tema.

Finalmente, Matzen indicó que “en apoyo a este proyecto de ley, se están juntando firmas a través de Change.org (Podés firmar haciendo click aquí), pero además, para este 19 de noviembre estamos pidiendo que desde sus casas, escuelas o lugares de trabajo, se armen molinillos de papel que representa el derecho al tiempo, tal cual se definió en numerosas campañas previas, ya que los niños no marchan ni protestan por eso, con estos molinillos queremos que nos acerquemos a las plazas y los plantemos animándonos a explicar de qué se trata a todo aquel que pregunte”.

Según datos de UNICEF 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños sufren o sufrieron abuso sexual antes de llegar a los 18 años de edad. De estos casos sólo se denuncia el 10%, y de cada 1000 denuncias solo una tiene sentencia firme, perpetuándose la impunidad en la mayor parte de las ocasiones. El 90% de los agresores son varones. A su vez, suele suceder que cuando un niño o niña denuncia una situación de abuso su entorno más cercano no le cree, ya que los atacantes son en un 75% personas del círculo cercano a la familia y el 53% de las agresiones se cometen en los hogares de las víctimas. Esta situación se ve, asimismo, agravada por la situación actual de pandemia que ha significado, en la mayoría de los países del mundo, políticas de confinamiento para el control de la expansión del COVID-19 que exponen a niños y niñas a pasar más tiempo con sus abusadores.

¿Dónde pedir ayuda?

LINEA 102. LÍNEA TELEFÓNICA DE LOS CHICOS Y LAS CHICAS. Es un servicio gratuito y confidencial, de atención especializada sobre los derechos de niñas, niños y adolescentes. Podés llamar ante una situación de amenaza o vulneración de derechos o si necesitás asesoramiento. ¿Quién puede llamar? Niñas, niños y adolescentes; familiares y otras personas adultas que acompañen a infancias y adolescencias. Cualquier otra persona que tenga conocimiento o sospecha sobre una situación de vulneración de derechos de un niño, una niña o adolescente.

LÍNEA 137 (también por WhatsApp: 11 3133-1000). Si sos víctima de violencia familiar o sexual, o sabés de alguien que lo sea, llamá a la línea 137. Es gratuita, nacional y brinda contención, asistencia y acompañamiento las 24 horas, los 365 días del año.