Camiones cruzados, vuelcos y pasajeros varados por hielo y viento blanco en la Ruta 237 entre Bariloche y Piedra del Águila

Este martes decenas de vehículos quedaron frenados en la ruta 237 cuando intentaban viajar hacia Bariloche. El hielo en el pavimento y vientos blancos que azotaron la zona hicieron imposible avanzar y decenas de pasajeros de colectivos de larga distancia y conductores debieron pasar la noche en Piedra del Águila.

La ola de heladas impactó fuertemente los tramos de circulación a la altura de Cullón Curá y la 237 era una verdadera pista de hielo. Durante la tarde comenzaron las complicaciones en los caminos y se sumó viento blanco por las nevadas que cayeron incesantemente hasta la noche. Además, un Hilux y un Siena chocaron cuando transitaban la zona.

Dos camiones quedaron cruzados cuando intentaban avanzar sobre el hielo y al menos 20 pasajeros de un colectivo de larga distancia debieron hacer noche en Piedra del Águila. A la fila de personas buscando donde pernoctar se sumaron conductores de vehículos de menos rodado que, aún con cadenas, debieron detenerse y optar por parar en la pequeña localidad neuquina o volver al Alto Valle.

“El colectivo venía bajando despacio, pero comenzó a patinar y también había vehículos de frente así que nos tuvimos que quedar”, informó uno de los pasajeros.

Durante la mañana de hoy las temperaturas tuvieron un importante ascenso y no se registraron heladas intensas. La lluvia despejó gran parte de la nieve acumulada y muchos de los conductores comenzaron a retomar viaje camino a Bariloche. 

El colectivo de larga distancia que había quedado varado, finalmente llegó esta mañana a la terminal de la ciudad.

Fuente: El Cordillerano.