“Coco” Muñoz: de Gualjaina a los Juegos Olímpicos de Tokio

Eulalio “Coco” Muñoz nació en Gualjaina en 1995, jugando en un patio que terminaba en el horizonte. Empezó a correr jugando a la pelota en el club del pueblo, el Social, Deportivo y Cultural Gualjaina que cerró cuando él cumplió los 16 años. Después se dio cuenta que podía correr y así que empezó a entrenar. Después supo que podía correr más, y comenzó a competir para la Escuela Municipal Awkache, de Esquel. Esto lo convirtió en el maratonista de Chubut y hoy es uno de los fondistas más rápidos de la Argentina y estará representando a nuestro país en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

“Son cosas muy lindas las que me ha tocado vivir desde hace dos años a esta parte, cuando conseguí la marca mínima para ir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021”, contó el corredor.

Este 5 de julio partió para México donde va a pasará 25 días cumpliendo la última parte de la preparación: “Allá el clima es el mismo que el de Sapporo, la ciudad donde vamos a competir. Vamos a la altura para ganar hematocritos, lo que hace que tenga un pulmón extra para correr”.

Recordando un poco su historia, Muñoz relató: “En el año 2013 me fui a vivir solo con la ayuda de mi entrenador, Rodrigo Peláez, que me consiguió un lugar para alojarme. Hasta ese momento no conocía Esquel porque, aunque esté a 100 kilómetros dónde nací, cuando era chicao no teníamos los recursos para viajar. Solo iba cuando tenía que acompañar a mi papá a cobrar una jubilación”.

“A pocos meses de estar en Esquel mi papá falleció y fue un golpe duro. Creía que era mi culpa porque yo me había alejado de él. Eso me hizo replantear muchas cosas, pero por suerte, con el paso del tiempo, uno va entendiendo que son cosas de la vida y gracias al círculo que me rodea lo pude entender de la mejor manera”, reflexionó.

“El hecho de competir a nivel nacional requiere de mucho esfuerzo y disciplina. Dejar fiestas, cumpleaños, amigos. Uno no empieza a ganar de un día para otro, eso lleva muchos años”.

Con 25 años, y el gran esfuerzo que realizó durante todo este tiempo, Muñoz cumplirá con su sueño de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio, y escribirá un capítulo más de su historia de superación.