Comerciantes de Bariloche llaman a desobedecer las nuevas restricciones

Las nuevas restricciones que se aplicarán también en Bariloche con el cierre de comercios no esenciales por 9 días a partir de mañana, generó malestar entre comerciantes de la ciudad que de manera incipiente este mediodía salieron con cacerolas y convocaron a “desobedecer” las medidas.

Con los anuncios del presidente Alberto Fernández que ratificó la gobernadora Arabela Carreras para todo Río Negro, los comercios esenciales serán los únicos que podrán funcionar hasta las 18 y no podrá haber ninguna otra actividad económica, deportiva, cultural o religiosa.

Por redes sociales los comerciantes convocaron a un cacerolazo al mediodía. La respuesta no fue masiva, pero en algunos locales de la calle Onelli hubo propietarios y trabajadores que salieron a la vereda a golpear cacerolas. También se colocaron carteles en postes de luz y paredes. En la calle Mitre no se registraron movimientos.

“Desobediencia civil Ya!. Basta de atropellos. Todo trabajo es esencial, defendamos nuestros derechos”, rezaba uno de los carteles, mientras que otro repetía la frase “Yo no me encierro”, en alusión al cierre estricto por 9 días que rige desde mañana.

Una mujer, familiar de un comerciante, con cacerola en mano reclamó la necesidad de trabajar y cuestionó: “No nos dejan trabajar, cobran impuestos y nos hacen multas porque mandan inspectores”, señaló.

Otra convocatoria realizada de manera informal, definió una manifestación en el Centro Cívico por la tarde, en rechazo a las restricciones. Las expresiones no surgieron de manera oficial de la Cámara de Comercio local.

Fuente: Río Negro.