Conflicto de tierras, amenazas y agresiones en Mallín Ahogado

Durante el fin de semana, en un predio pasando la Pampa de Mallín Ahogado, un grupo de personas llevó a cabo una ocupación del lugar, aduciendo que son tierras ancestrales mapuches, por lo que sus propietarios realizaron denuncia este lunes en Fiscalía por el delito de usurpación. También se radicó otra denuncia por amenazas y agresiones que sufrió entre otros, la abogada de los propietarios, cuando le pusieron una soga en el cuello para sacarla por la fuerza del terreno.

InfoChucao dialogó en puerta de Fiscalía con Elio Sepúlveda, uno de los propietarios de estas tierras, según consta en el título de propiedad, quien relató que “las tierras en cuestión han sido de mi familia por muchas décadas y yo mismo nací allí y viví hasta los 8 años cuando lo estafaron a mi papá y nos dejaron con nuestras cosas, tirados en la costa del río” agregando que “mi padre falleció ya hace muchos años y yo ya de más grande comencé a reclamar lo que era nuestro y finalmente la Justicia nos dio la razón y tenemos yo y mis hermanos, el título de propiedad de esas tierras que son cerca de 7 hectáreas”.

El conflicto comenzó el pasado sábado cuando encontraron que su terreno fue usurpado por miembros de la Comunidad Mapuche Inalef quienes aducen que esas son tierras ancestrales. “Esta gente que ocupó la tierra son vecinos de toda la vida y nunca había hecho algún tipo de reclamo” señaló Sepúlveda.

Según relata, “el día domingo cuando quisimos dialogar con estas personas, primero fuimos insultados y amenazados con machete y cuando les mostramos los papeles que dicen que esa tierra es nuestra nos dijeron que, se cagaban en la ley y que los papeles se los pasaban por el culo”. Todo esto quedó plasmado en videos que fueron grabados en esos momentos.

Asimismo, agregó que ” cuando entramos a nuestro terreno, la señora Coronado, vino con una soga y se la puso en el cuello a nuestra abogada y empezó a arrastrarla por la tierra mientras su hermana gritaba. También nos tiraron baldazos de agua y nos sacaron el celular”.

Sepúlveda remarcó que “él también es de origen mapuche por parte de su madre que era de apellido Quilodrán y no por eso uno sale a reclamar lo que sea. Y yo soy nacido en esa tierra que la Ley dice que es nuestra”, remarcando que “nosotros hicimos la mensura no porque queramos vender sino porque lo tenemos que repartir entre los hermanos y con la abogada que como no teníamos plata para hacer la sucesión, le cedimos una parte como forma de pago”.

El día lunes, junto con la letrada se presentaron en la Fiscalía Descentralizada de El Bolsón para presentar denuncias por usurpación, amenazas y agresiones, solicitando el inmediato desalojo. Según indicó Sepúlveda, “el fiscal va a citar a las partes para estos días para que se pueda llegar a una solución pacífica del conflicto”.