Crimen en Cuesta del Ternero: trasladaron a los imputados y piden apartar al juez

Los abogados defensores de los imputados por el crimen de Elías Garay plantearon que el juez Víctor Gangarrosa no es imparcial e incurrió en irregularidades. La fiscalía y querella rechazaron los argumentos y ahora un magistrado deberá resolver.

Los defensores de Martín Feilberg y Diego Ravasio, los hombres imputados por el crimen de Elías Garay y el intento de homicidio de otro joven en Cuesta del Ternero, plantearon la recusación del juez Víctor Gangarrosa por presuntas irregularidades y falta de imparcialidad en el caso.

El planteo de los defensores fue esgrimido hoy en una audiencia virtual que encabezó el juez de Garantías Juan Pablo Laurence, quien resolverá en 24 horas si aparta o no al juez natural.

En la audiencia se conoció además que los imputados, a quienes les formularon cargos el viernes pasado y ordenaron su prisión preventiva, fueron trasladados al Penal de Viedma. Esta derivación realizada la misma noche de la imputación fue uno de los puntos que motivó la recusación.

Según indicó el abogado de Feilberg, Ernesto Saavedra, los defensores y las familias de los imputados no fueron notificados debidamente de este traslado que ordenó el juez Gangarrosa, quien en la audiencia de formulación de cargos dispuso que sean alojados en las comisarías 27 del barrio Melipal de Bariloche y 36 de Dina Huapi.

Saavedra cuestionó esa medida del juez y presentó un hábeas corpus para tener conocimiento del destino de su defendido y del estado de salud. Relató que, tras la audiencia de formulación de cargos, la noche del viernes, le llevó alimentos a Feilberg a la comisaría de Dina Huapi y a los pocos minutos de retirarse recibió un aviso por Whatsapp del traslado a otra dependencia, sin notificación formal. De manera posterior recibió una llamada telefónica de la Oficina Judicial y un correo electrónico que aparentemente no tenía la firma del juez.

“No sabíamos dónde estaban, ni quien resolvió ese traslado”, esgrimió el abogado quien relató que además mantuvo contacto telefónico con la secretaria de Seguridad de la provincia, Betiana Minor, quien finalmente le confirmó que los imputados habían sido trasladados a Viedma porque en ese penal había cupo.

Saavedra dijo que ya en la audiencia pasada se había rechazado el traslado a Roca por la distancia y consideró que la decisión de la derivación a Viedma no se realizó de manera formal ya que no hubo audiencia ni notificación a las partes. Para el abogado hay “dudas respecto de la imparcialidad” del juez Gangarrosa quien además rechazó el hábeas corpus, que se encuentra ahora en una instancia de apelación.

Pablo Calello, abogado de Ravasio, adhirió al pedido de recusación del juez y afirmó que incurrió en “irregularidades procesales”, que no fue objetivo y “dejó entrever en la audiencia que ya tenía una decisión tomada” respecto del procesamiento y la prisión preventiva. Además objetó que en esa audiencia de formulación de cargos el magistrado no permitió que los defensores incorporen prueba ni se explayen.

Los defensores indicaron además que apelaron la formulación de cargos y la prisión preventiva, por lo que un juez superior resolverá esa cuestión en una audiencia que se realizará la próxima semana.

El fiscal Francisco Arrien rechazó el pedido de recusación del juez Gangarrosa. “No veo las irregularidades procesales que plantean ni las imposibilidades del derecho de defensa”, dijo y señaló que las causales expresadas “no son motivo de que pudiera mínimamente presumir que hay una afectación del debido proceso”.

Por la querella, el abogado Ezequiel Palavecino, adhirió al rechazo de la fiscalía y afirmó que a su entender la recusación se plantea por disidencias con las resoluciones del juez respecto de la formulación de cargos y la prisión preventiva. Además indicó que no encontraba elementos para inferir que no se resguardó la integridad física de los acusados y consideró que no era real que los defensores no hayan tenido conocimiento de dónde estaban sus asistidos.

Fuente: Río Negro.