Cuesta del Ternero: los imputados del crimen entraban al predio ocupado con permiso

Ernesto Saavedra, el abogado defensor de Martín Feilberg, uno de los acusados por el homicidio de Cuesta del Ternero, dijo que su asistido y Ravasio, el otro acusado, a diario realizaban tareas de tala rasa en la explotación forestal donde estaba la lof.

Martín Feilberg y Diego Ravasio, los imputados por el crimen de Elías Garay y el intento de homicidio de Gonzalo Cabrera en el predio ocupado por la lof Quemquemtreu en Cuesta del Ternero, tenían un permiso para acceder a las tierras e ingresaban diariamente al lote.

Así lo indicó el abogado defensor de Feilberg, Ernesto Saavedra, quien además es patrocinante de Rolando Rocco, el hombre que realiza la explotación forestal de ese predio con un permiso de la provincia desde la década del ’80 y querellante en la causa por el delito de usurpación, en la que hay seis personas imputadas.

Saavedra dijo que los dos hombres “entraban con un permiso del Ministerio de Seguridad de la provincia por El Maitén y trabajaban en el campo arriba todos los días”. Precisó que ese predio tiene 2.500 hectáreas en total y las tareas que realizaban estaban alejadas de la zona donde permanecía la lof mapuche.

El abogado explicó que ambos hombres, ahora imputados y con prisión preventiva, eran “terceros contratados” por Rocco para realizar una “tala rasa en la forestación”. Esto implica cortar los árboles del bosque quemado en los incendios del verano pasado, recuperar la madera para posteriormente venderla y repartir la ganancia. Ese vínculo lo mantenían desde hacía ocho meses.

Saavedra dijo que el 21 de noviembre pasado, cuando se produjo el incidente que se investiga y que terminó con Garay muerto y Cabrera herido con dos disparos de arma de fuego, los dos sujetos habían ingresado al predio por la mañana.

Según relató a el abogado defensor, Feilberg y Ravasio trabajaron todo el día, almorzaron arriba y después bajaron, a pedido de Rocco, para ver si quedaba madera dura en la zona de la ocupación mapuche.

Saavedra insistió que, al llegar al predio, la Policía de Río Negro les había informado que “ya no quedaba nadie” en la ocupación y al acercarse al lugar se encontraron con los integrantes de la lof Quemquemtreu.

El defensor remarcó que los dos hombres estaban registrados por la Policía por su habitual ingreso y dijo que el domingo 21 habían trabajado con motosierras por lo que no pudieron escuchar si permanecían personas en la zona de la ocupación o no.

En la audiencia de formulación de cargos los dos imputados dijeron que se produjo un altercado con las dos víctimas y en un forcejeo se efectuaron de manera accidental los disparos que mataron a Garay e hirieron a Cabrera. El arma no se encontró y hasta el momento no pudo ser secuestrada para las pericias. Según la versión de los acusados el arma quedó en ese predio.

El abogado reclamó que la fuerza provincial ingrese al terreno con una orden judicial para buscar el arma y también el drone de la Policía de Río Negro que tomó imágenes antes del incidente fatal y que tampoco fue hallado, según se informó en la audiencia judicial que se realizó el viernes pasado.

Fuente: Río Negro.