Dejó a los perros atados a un poste y se fue a hacer trámites

En el día de ayer, durante un tiempo prolongado, dos perros fueron dejados atados a un poste en la vereda de calle Roca frente a la Comisaría 12° mientras su dueña realizaba trámites y compras. El personal policial pudo contactarla gracias a una chapa identificatoria con un número telefónico que tenía uno de los animales.

Cerca del mediodía de ayer, peatones y conductores que circulaban por calle Roca entre Perito Moreno y 25 de Mayo pudieron observar como dos perros habían sido dejados atados a un poste sin que su dueño estuviese presente en el lugar.

Uno de los animales presentaba en su collar una chapa identificadora con un número de teléfono lo cual permitió ponerse en contacto con su propietaria.

Al hacerse presente en el lugar, la mujer explicó que “tenía que hacer trámites y compras por lo que los dejó atados frente a la Escuela de Policía”.

La señora recibió un llamado de atención por parte del personal policial y se retiró del lugar con sus animales.