Desde Fiscalía no descartan ninguna hipótesis en la causa que se investiga por la muerte de una joven tras recibir un disparo en su cabeza

Desde la Fiscalía Descentralizada de El Bolsón se avanza con una serie de pericias técnicas para intentar esclarecer que fue lo sucedió en la madrugada del día martes en una vivienda de Avenida Libertad al 3.900 en donde una joven de 21 años recibió un disparo en su cabeza, lo que le quitó la vida horas después. Su pareja se encuentra imputado y detenido preventivamente ante un posible caso de femicidio, pero tampoco se descarta que haya sido un suicidio. Niegan que hubiese más personas presentes al momento del trágico hecho, salvo la víctima y su pareja.

En diálogo con InfoChucao, el fiscal de El Bolsón, Dr. Francisco Arrien primeramente, aclaró que “cada vez que hay un caso de muerte violenta, como es el caso de esta joven de 21 años que perdió la vida el pasado martes, tenemos la obligación de investigar todas las hipótesis posibles” señalando que “pueden ser tres: un homicidio o en este caso un femicidio, un accidente o un suicidio”.

“Es por eso que estamos investigando lo más grave que sería la posibilidad de que sea un homicidio y en función de eso se inicia una investigación lo que no significa que tengamos probada esa hipótesis” remarcó Arrien indicando que “en este caso, la persona sospechosa manifiesta su absoluta inocencia y que esto fue un suicidio teoría que deberemos corroborar”.

El fiscal explicó que “la persona imputada era la pareja de la víctima y se pidió la prisión preventiva debido a que muchos de los testimonios que hemos tomado y seguiremos tomando, son personas muy vinculadas tanto a la víctima como a él por lo que se teme que esas personas podrían tener miedo al momento de declarar, pero al mismo tiempo como estamos realizando muchas pruebas periciales que recaen sobre la misma persona y no podríamos investigar si no se encuentra en la localidad. Además, si el hecho se probara, como es un delito grave que prevee varios años de prisión efectiva también está el peligro de fuga”.

Arrien remarcó que “esto no significa que es un anticipo de pena y que a se lo ha encontrado culpable, sino que se pide su prisión preventiva, que se cumple de forma domiciliaria a fin de poder investigar libremente el hecho”

La investigación tiene un plazo de 4 meses, pero en caso de encontrarse elementos contundentes que descarten la hipótesis de homicidio, el imputado recuperaría su libertad.

El funcionario judicial señaló que “son varias las pericias que venimos llevando adelante, entre ellas hemos hecho análisis de dermotest a todas las personas que estaban en el lugar, incluidos el sospechoso y la víctima, pero también iniciamos pericias balísticas, autopsias específicas y análisis de la trayectoria del disparo, forma del ingreso del disparo, todos estos elementos técnicos que nos harán llegar a una conclusión de cómo ocurrieron los hechos”.

Arrien descartó lo que trascendió en un principio desde fuentes policiales, en cuanto de que había una tercera persona al momento del fatídico hecho señalando que “solo se encontraban presentes la víctima y su pareja, quien actualmente se encuentra imputado”. Asimismo, según el relato de testigos y los elementos encontrados en el lugar del hecho también se descarta que hayan tenido una alta ingesta de bebidas alcohólicas.

Finalmente, el fiscal pidió disculpas por no poder dar mayores precisiones de lo reconstruido hasta ahora, indicando que “tenemos una versión de los hechos, en base a lo declarado por la persona sospechosa, en donde señala que la víctima se habría quitado la vida lo que habrá que corroborar con los hechos, pero a su vez es posible que haya pasado otra cosa” informando que “no hubo previamente denuncias por situaciones de violencia”.

Actualmente se aguarda por los resultados de las pericias realizadas y en base a lo que digan los peritos, la investigación avanzará en una dirección u otra.