Efecto de la pandemia en El Bolsón: Cierra un restaurante histórico

Otro de los efectos de la pandemia de COVID-19 y de la cuarentena que se implementó, aparte del aspecto sanitario, es el impacto en los comercios que se han visto imposibilitados de trabajar o lo han podido hacer, pero de una manera muy acotado. Por este motivo han tenido que tomar la difícil decisión de cerrar definitivamente sus puertas. Este es el caso de Patio Venzano, un restaurante con más de 18 años de historia en nuestra ciudad que tristemente bajó sus persianas para siempre abrumados por el peso de los costos fijos y los magros ingresos.

A través de la red social Facebook desde Patio Venzano explicaron sus motivos para llegar a esta decisión:

“Queridos amigos y clientes,

Queríamos contarles a través de este medio que el día primero de mayo, justo e irónicamente el día del trabajador, decidimos cerrar nuestras puertas.

Lógicamente, fue una decisión forzada por un conjunto de situaciones que nos excede a nosotros.

Como es de público conocimiento y a causa de la actual situación sanitaria que vivimos, nuestro sector, el gastronómico, es uno de los más afectados económicamente.

Lejos de buscar culpables, queríamos desnudar la frágil situación que vive el sector turístico y gastronómico de nuestra localidad. Nosotros llegamos a El Bolsón en el año 2001, buscando un nuevo comienzo después de la mega crisis que vivió el país, logramos instalarnos con mucho sacrificio y esfuerzo familiar. Pudimos abrir nuestro restaurante, PATIO VENZANO, en el año 2002.

A lo largo de estos 18 años hemos contribuido de muchas formas a nuestra localidad, siempre buscando sumar y ofrecer el mejor servicio para que los turistas que nos visitan cada año vuelvan, y para nuestros vecinos que son quienes nos sustentan realmente durante todo el año.

Nunca nos imaginamos que el 10 de marzo seria nuestro último día de trabajo. Esta partida, inesperada, nos deja un sabor amargo, porque de PATIO VENZANO dependíamos 8 familias que hoy quedamos en la nada.

Realmente hace años que para nuestro sector se hace cada vez más insostenible mantenerse. La PRESIÓN IMPOSITIVA que sufrimos es BRUTAL, los EXORBITANTES valores de los ALQUILERES que después de cada temporada indiscriminadamente se duplican bajo el concepto descarado de que “la temporada fue buena”, AADI CAPIF que te cobra por tener música, los SERVICIOS que en los últimos 4 años los valores se dispararon salvajemente y podemos continuar así con la lista… siempre dependiendo de que haya “una buena temporada”.

Evaluamos todas las opciones disponibles para continuar “manteniendo” el restaurante, pero al ser un pequeño emprendimiento familiar no encuadramos para ningún crédito, los requisitos son inalcanzables para los montos que te ofrecen, y estamos hablando de ENDEUDARSE para PAGAR DEUDAS. NO, gracias. (PARA COBRARNOS IMPUESTOS ENCAJAMOS EN TODAS LAS CATEGORÍAS).

Como mencionamos anteriormente no buscamos trasladar culpas, cuando uno abre un comercio entiende que tiene sus riesgos, pero hoy la balanza está totalmente inclinada en contra del comerciante. Casi un 80 % de la facturación anual se va en alquileres, impuestos y servicios. El 20 % restante en empleados y mantenimiento del local. Ganancia del comerciante 0%.

No queremos aburrirlos más, pero necesitábamos desahogarnos, entendemos que la SALUD hoy es la prioridad y está por encima de lo económico, el COVID-19 solo fue un atenuante más que acrecentó a la frágil situación económica.

Gracias a todos nuestros clientes y vecinos de siempre, fue un placer recibirlos en nuestra casa.

Gracias a Cristina, que fue siempre una excelente compañera de trabajo.

Gracias papá y mamá, por el apoyo de siempre.

Ángeles y Amadeo Giacobone”.

El caso de Patio Venzano se repite en otros comercios de El Bolsón que adoptaron ya similar decisión y de otros que se encuentran evaluándola en base a la frágil situación que viven sin poder acceder a ayudas económicas reales. Este también es un efecto más de la pandemia de coronavirus.