El adiestrador de perros que participó de la investigación del caso Lucas Muñoz fue detenido por adulteración de pruebas

Un adiestrador de perros de rastreo de personas fue detenido como acusado de manipular evidencia falsa en la causa relacionada a la búsqueda de Viviana Luna, quien está desaparecida desde diciembre de 2016 en la localidad mendocina de Potrerillos, informaron este sábado fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Marcos Herrero, quien fue arrestado este viernes en Rio Negro y trasladado a Mendoza por personal de la División de Homicidios de la Policía provincial por pedido de la Justicia, y se espera que sea imputado formalmente el lunes.

“Por pedido del Ministerio Publico Fiscal (MPF) de Mendoza se solicitó la aprehensión de Marcos Herrero en la provincia de Rio Negro en el marco del allanamiento de su vivienda autorizada por las competencias de ambas provincias”, señaló al respecto el comunicado oficial.

Caso de Viviana Luna

A fines de septiembre, Herrero llegó junto a sus perros a la provincia con el objetivo de buscar elementos que puedan dar con el paradero de Luna (45), y fue en una casa abandonada en Potrerillos que hallaron restos óseos, entre otros elementos.

La hipótesis en ese momento fue que se trataban de la mujer desaparecida pero los estudios realizados determinaron que se trataba de otra persona los huesos encontrados en ese lugar, que ya había sido peritado por personal de Científica, que no encontró elementos algunos en relación a la mujer buscada.

Sobre la acusación que pesa contra el adiestrador, el MPF afirmó que “se lo investiga por diversos hechos relacionados con la búsqueda de la señora Luna, donde habría manipulado evidencia falsa”.

“En paralelo, se llevan a cabo en Mendoza otras medidas en el laboratorio de huellas genéticas con los restos óseos remitidos desde Santa Cruz y no se descarta la participación de más personas, incluidos profesionales cercanos a la causa”, concluye el comunicado.

Una vez conocida la detención del adiestrador, quien fue contratado de forma privada y fuera del expediente por la familia de Luna, uno de los abogados de los hijos de la mujer desaparecida, Agustín Magdalena, dijo a un medio local que dichos restos pertenecían a un hombre y no a una mujer, según indicó “el informe del Cuerpo Médico Forense (CMF)”.

“Ha manipulado evidencias, claramente”, señaló Magdalena y resaltó que “el señor Marcos Herrero fue un perito que contrato la familia por afuera de la justicia”.

Sobre el delito que se lo culpa al adiestrador, el abogado aseguró: “Si el señor Herrero ha manipulado y plantado evidencia cometió un gravísimo delito, porque si quedaba algún rastro dentro de esta propiedad que podría haber llegado a develar el paradero de la señora Luna, Marcos Herrero lo terminó de arruinar, por lo visto engañó a la familia y a todos”.

Con sus perros de rastreo, Herrero participó en la búsqueda de Araceli Fulles, del oficial Lucas Muñoz en Bariloche, de Santiago Maldonado, y de Facundo Astudillo en Buenos Aires.

Fuente: ANB.