El Bolsón: indemnización para un hombre que por 30 años fue encargado de una chacra, sin estar registrado

Un trabajador que se desempeñó durante más de treinta años como encargado en una chacra ubicada en la zona de El Bolsón, sin haber estado registrado durante buena parte de la relación laboral, deberá ser indemnizado.

Además, deberá ser reconocido en la categoría correspondiente, conforme las normas establecidas en las resoluciones de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario.

La demanda se presentó por despido indirecto ante la Cámara Laboral Segunda de Bariloche, oportunidad en que se realizó un detalle de la trayectoria laboral. A su cargo estuvo durante décadas la responsabilidad de llevar adelante el funcionamiento de una chacra cuyo objetivo principal es la comercialización de animales, especialmente ovinos y cerdos.

La tarea efectuada incluía prestar servicios de lunes a lunes, sin francos y con remuneración sin formalizar. En la demanda, se consignó que, luego de insistentes pedidos el titular de la chacra “El Lazo” finalmente lo registró, aunque su jornada seguía siendo de lunes a lunes, sin francos y sin vacaciones, hasta el 2007, año en que comenzó a otorgarlas.

Además en su presentación detalló la precaria calidad de vivienda que se le otorgaba, sin sanitarios ni comodidad alguna, y por otro lado la falta de protección en tareas insalubres tales como la alimentación de cerdos sin la debida protección.

En lo sustancial y frente a todas estas circunstancias, intimó a su empleador para que regularizara sus condiciones de trabajo y le abonara los rubros que le eran debidos. Ante la negativa se consideró despedido, reclamando por la deficiente registración, registración tardía, falta de pago de horas extras, categorización, condiciones de vivienda y de trabajo, falta de pago de contribuciones.

Cabe señalar que efectuado el traslado de la demanda, el dueño de la chacra, no contestó la misma, por lo que el tribunal declaró su rebeldía

Fundamentos del fallo

La sentencia ha consignado que con la documental presentada por el trabajador quedó acreditada la relación laboral mencionada. Quedó acreditado también, que efectivamente el demandante trabajó en relación de subordinación y dependencia del accionado, en la chacra propiedad del mismo denominada “El Lazo” cumpliendo las tareas detalladas.

Por otro lado, se ponderaron las declaraciones testimoniales recibidas en oportunidad de celebrarse la audiencia de vista de causa en la ciudad de El Bolsón. Por caso un empleado policial que pasaba a hacer “rondines” mencionó haberlo visto realizando diferentes tareas y en diferentes horarios. Otro de los testimonios agregados fue el de un compañero eventual de trabajo, a quien llamaban para jornadas extraordinarias como fiestas o eventos especiales.

El tribunal consideró que conforme a las tareas realizadas por el trabajador y el carácter rural de la explotación las mismas deben ser encuadradas en la categoría de “encargado”, de acuerdo categorías establecidas en las resoluciones de la Comisión Nacional de de Trabajo Agrario 144/52, 4/98.

De esta manera, hizo lugar a la demanda por las sumas reclamadas contemplando antigüedad, preaviso, integración del mes del despido indirecto, vacaciones no gozadas, SAC proporcional sobre dichos rubros y SAC correspondientes al año 2018.

En cuanto a la multa del art. 80 LCT, “corresponde intimar al empleador a hacer entrega de las certificaciones de aportes y remuneraciones previstas en dicho artículo, conforme real fecha de ingreso y categoría del actor, dentro del término de 30 días de quedar firme la presente bajo apercibimiento de aplicar una multa diaria de mil quinientos pesos por cada día de retardo”, dice la sentencia.