El chef Germán Martitegui visitó El Bolsón y toda la región cordillerana, ultimando detalles para un nuevo programa

El reconocido chef y jurado del programa televisivo MasterChef visitó El Bolsón y toda la región cordillerana para ultimar detalles de una nueva edición de Proyecto Tierras. En la serie, Germán Martitegui recorre el país en busca de productos típicos. El programa refleja el trabajo de los productores y muestra cómo esos productos se transforman en los sabores más icónicos de cada región que recorre. La cordillera rionegrina sería uno de los escenarios para exponer los sabores y alimentos patagónicos. 

En un recorrido gastronómico que muestra la cadena de producción de los sabores típicos, Germán busca cómo se elaboran los platos tradicionales de cada región, explicando con su experiencia, el camino que tiene un alimento desde el campo a la mesa, desde el origen del alimento a la inspiración del plato. El eje del programa es mostrar el trabajo del productor, su rostro e historia compartida con la producción de los alimentos.

En su visita a la región, el famoso chef mostró a través de sus redes sociales, alimentos típicos de la zona, como grosellas, frambuesas, moras, corinto, hongos y truchas ahumadas. Además, subió historias con paisajes de la zona, como lago Moreno en Bariloche, El Hoyo y El Bolsón.

En una de sus últimas historias, subió la imagen de una torta festival de frutas finas con la etiqueta de la localidad chubutense El Hoyo. También publicó una imagen con cocineros de un reconocido restaurant barilochense.

Durante su recorrida por la zona cordillerana de Río Negro, Martitegui investigó sobre las características de las plantas silvestres propias de ese ecosistema, que fueron muy usadas por los pueblos originarios, pero que hoy están casi olvidadas.

“Las plantas nativas de la Patagonia son parte de una tradición, de la cultura de las comunidades que viven allí hoy y vivieron en el pasado, convirtiendo a estas especies en un patrimonio invaluable para la Argentina” señaló.

“Muchas de estas especies, que tuvieron un rol preponderante en la dieta de los pueblos originarios, hoy están en retroceso, en parte como consecuencia del avance de la urbanización, pero también porque el traspaso de esa información valiosísima, de generación en generación, se ha ido perdiendo” concluyó.

Fuente: El Cordillerano.