El Hoyo: empleados municipales iniciaron medidas de fuerza para cobrar sus salarios

A partir de este martes, los empleados municipales comenzaron un paro por 72 horas en reclamo del pago de sus salarios. La duración de la medida se decidió ante la promesa del Poder Ejecutivo de cancelar la deuda el próximo jueves.

Por su lado, el secretario de Finanzas adelantó a los delegados “una solicitud de giro en descubierto” al banco del Chubut para llegar hasta el 10 de diciembre, cuando asumirá el intendente electo César Salamín. No obstante, es un trámite que debe autorizar el Concejo Deliberante

Esta mañana, una columna volvió a marchar desde la sede de ATE hasta el municipio con bombos y pancartas. En la oportunidad, Gustavo Viera (uno de los delegados) señaló que “el plazo para pagar los sueldos es dentro de los primeros cuatro días hábiles de cada mes, y en este caso solo cancelaron la mitad para los 62 empleados de planta permanente, mientras que a los contratados se les debe la totalidad”.

A su lado, Carlos Ovando ratificó que “nuestra preocupación es que unos 180 contratados aún no tienen fecha de cobro. Veníamos cobrando en tiempo y forma, aún con algunos atrasos que se cubrían con un adelanto financiero que se pedía al banco del Chubut. Pero este mes nos reunimos con el secretario de Finanzas y nos explicó que no tenían el dinero para hacer el pago total. El ofrecimiento que recibimos fue pagar la mitad del sueldo en el día de ayer con la plata que había y esperar la coparticipación que ingresaría entre miércoles y jueves. Desde allí, también comenzaría el pago de contratados a medida que vayan ingresando fondos”.

No obstante, la asamblea realizada para evaluar la propuesta “decidió por mayoría avanzar con una medida de fuerza y no aceptar, porque creemos que los trabajadores no somos quienes tenemos que decidir cómo se nos tiene que pagar el sueldo”.

Acerca de la posibilidad de que el Ejecutivo vuelva a solicitar un adelanto bancario, Viera recordó que “toma su tiempo, se tiene que hacer con anterioridad porque también debe intervenir el Concejo Deliberante y no dan los plazos”.

Por su lado, Ovando remarcó que “un trabajador contratado operativo gana unos 85 mil pesos y si no cobra en tiempo y forma se complica para pagar sus cuentas y llegar a fin de mes. Aparte, nos sorprendió que se les haya renovado el contrato por solo dos meses”.

De igual modo, los delegados advirtieron que “si hasta el jueves no se hace efectivo el pago de contratados, convocamos a una nueva asamblea para ver qué medidas se tomarán. Tampoco quedó arreglado otro encuentro con el Ejecutivo. Lo único que se nos dejó en claro el funcionario que nos atendió es que los pagos se van a hacer a medida de lo que vaya ingresando de coparticipación. Aparte, planteó que se iba a hacer la solicitud de giro en descubierto para lo que resta del año. Eso ya no queda en nuestras manos, porque serán los concejales quienes decidan si se habilita”.

Sobre un eventual encuentro del gremio con el intendente electo César Salamín, Ovando subrayó que “todavía no lo hemos hecho, pero si es necesario lo vamos a contactar porque esto es una situación de arrastre que le va a llegar y una complicación a partir del 10 de diciembre”.

Fuente: Jornada.