El intendente Pogliano, desde su cuarentena, habló sobre los temas de actualidad

El Intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano ya se encuentra en la localidad cumpliendo con la cuarentena tras volver con su familia de Europa y señaló que el haber sido testigo de lo que se está viviendo allá le ha servido para ver que, sin interrumpir la circulación de la gente, es imposible frenar a este virus.

Este mediodía, el mandatario municipal fue entrevistado telefónicamente por el periodista Martín Ruppel, en el programa AM, en Radio AmPm y relató que “ya estamos cumpliendo con la tercera jornada de este aislamiento preventivo por 14 días, con mucha preocupación por lo que me tocó ver y por lo que estimo que en poco tiempo puede suceder en Argentina, si bien se están tomando las medidas correctas con bastante anticipación a lo que se hizo en Italia y España, pero este es un virus que preocupa y mucho ya que es altamente contagioso por eso lo primero que hay que hacer es cortar la circulación por eso felicito al gobierno nacional y provincial por las medidas que están llevando adelante, en especial esto último que se está definiendo, que será esta cuarentena total nacional”.

“Esta última medida va a servir y mucho no para evitar porque igualmente habrá contagios, pero si para llevar a los mínimos niveles posibles de propagación de la enfermedad” señaló.

Consultado sobre si él como mandatario municipal evaluó algún tipo de cuarentena local, así como han hecho otras ciudades, Pogliano respondió que “es una medida que han hecho algunas ciudades de Europa y que podría servir, pero no logra controlar totalmente esta enfermedad ya que habría que hacer un aislamiento total por más de tres meses como para que no llegue el virus en ningún formato. Por eso es tan importante cuidarnos nosotros y cuidar a los demás”.

“En el día de ayer, en dialogo por videoconferencia con la gobernadora Arabela Carrera estimábamos que el pico máximo de esta enfermedad se podría dar a mediados de abril. Por eso se está trabajando en todos los niveles del gobierno para disminuir al mínimo posible lo que va a ser un hecho, que será la aparición de nuevos casos a nivel nacional” informó.

Al respecto de su viaje, Pogliano relató que “lo teníamos planificado desde hace mucho tiempo aprovechando que mi suegra cumplía 80 años y quería pasarlo con su familia de allá, pero al mismo tiempo queríamos aprovechar a visitar a nuestros hijos que están trabajando en Europa” señalando que cuando iniciamos este viaje no había ninguna complicación por el coronavirus y solo se estaba dando en China”.

“Cuando llegué a Italia se estaba dando el cierre de las escuelas, cosa que no se cumplió efectivamente porque los chicos no estaban en las aulas, pero todo el mundo estaba en las plazas, en las calles, en la playa y esto no ayudó en nada por es tan importante que entendamos aquí en Argentina que no hay que circular, que la circulación es lo que le da vida al virus”.

“En definitiva nos encontramos con una situación muy compleja, tuvimos que salir de Italia y pasamos a Francia, donde estaba empezando a darse una situación similar y luego de una odisea logramos llegar a España, primero a Barcelona y luego a Madrid e ir viendo el efecto que causa el virus en una ciudad que un día está normalmente y al otro día cuando te levantás cambió totalmente, con un panorama desolador, de mucho miedo”.

“Esta experiencia me sirvió para ver que, sin parar la circulación de las personas, es imposible frenar este virus” afirmó categóricamente.

“A todos aquellos que quisieron especular, buscando un rédito político, la verdad que es lamentable, lo mismo que para algunos periodistas que a través de su morbo personal y que trataron de ensuciarme o de llevar mala información, olvidándose que además del funcionario, había una familia y mucha gente se preocupó por las cosas que se decían” agregando “uno tiene un derecho como es un receso y el lugar que uno elija para pasar con su familia es de índole personal y las cosas que se dijeron es responsabilidad de cada uno, pero en definitiva todo vuelve y es parte de la estupidez de estos periodistas y pasada la cuarentena los espero y lo charlamos seriamente”.

Sobre su regreso, el mandatario mencionó que “lo hicimos en la línea aérea en la que ya teníamos pasajes para este sábado 21 de marzo y afortunadamente pudimos adelantar la fecha y al llegar a Ezeiza completamos la declaración jurada en donde se consiga el domicilio en donde se iba a hacer la cuarentena”. Finalmente, Pogliano resaltó que “en primera instancia hay una responsabilidad social pero también está la responsabilidad de los comercios sobre si cierran o no y a partir de la declaración de una cuarentena ahí si podrá hacer efectivo y obligatorio que comercios pueden estar abiertos, lo mismo sobre circular por la vía pública. Pero lo fundamental es entender que tenemos que cuidarnos cada uno para cuidarnos todos”