El Maitén: un adolescente de 18 años denunció que un hombre lo drogó para poder abusarlo sexualmente

Este martes sobre las 15.30 horas se allanó un domicilio en Buenos Aires Chico,  en el marco de una denuncia por abuso sexual simple radicada el lunes en El Maitén. En el momento del operativo el propietario de la vivienda, un hombre de unos 38 años, docente y veterinario, denunciado como el atacante, no se encontraba en el lugar. La Policía secuestró tres notebooks, una memoria externa, una tarjeta de memoria, jeringas usadas con su aguja y medicamentos varios.

Estos últimos ítems podrían estar relacionados con el hecho denunciado, ya que la víctima, un adolescente de 18 años, denunció que el hombre le inyectó alguna sustancia para poder abusarlo.

Según la denuncia de la víctima, el hecho ocurrió el sábado, cerca de las 21.30 horas, cuando se encontraba con una amiga en Buenos Aires Chico, a unos 5 kilómetros de El Maitén, el domicilio del denunciado, un hombre de unos 38 años, que es docente y veterinario.

En su relato, el adolescente indica que junto a otras personas consumió bebidas alcohólicas, y que en cierto momento su amiga se fue a dormir y él quedó solo con el denunciado.

La víctima indica que se fue a una habitación que se encuentra en el fondo de la vivienda, y ahí el hombre aprovechó para tocarle los genitales. Ante esa situación, menciona que se defendió como pudo porque estaba borracho, y el atacante se alejó.

Sin embargo, volvió momentos después, le tocó la pierna y asegura que sintió un pinchazo. Desde ese momento comentó a sentir que su cuerpo no reaccionaba, y el denunciado lo llevó al baño.

En ese momento, la mujer -dormida en otro cuarto-  despierta escuchando que la víctima la llamaba y lo encuentra en el baño, desesperado, pidiendo que no lo deje solo.

Tanto la víctima como su amiga trabajaron algún tiempo con el denunciado y sospechan que, debido a su profesión como veterinario- tiene acceso a ciertas drogas y podría haber utilizado alguna de ellas para dejar indefenso al adolescente.

Asimismo, aseguran que la mujer pudo ver una pequeña lesión en la pierna del adolescente, donde él señala que fue pinchado, y en un mueble cercano había una jeringa.

Cerca de las 23 horas una conocida del denunciado llega a la casa y tanto la víctima como su amiga les piden que los lleve a El Maitén.

Aunque el hecho ocurrió el sábado, el adolescente se decidió recién el lunes a realizar la denuncia, y en el hospital constataron la pequeña lesión en su pierna, indicio de una inyección.

Fuente: ADN Sur