El Plan “Detectar” para casos COVID-19 llega a El Hoyo y Lago Puelo

El Ministro de Salud de Chubut confirmó que en breve se comenzará a aplicar en la zona de la cordillera el Plan Detectar que apunta a buscar en terreno los casos COVID que puedan estar presentes.

Consultado sobre los lugares específicos el Dr Puratich informó que “lo aplicaríamos empezando por el Hoyo y Lago Puelo, que son lugares que registraron más casos”, el objetivo sería poder bloquear las cadenas de contagio” señaló. Por otra parte, la proximidad con la provincia de Río Negro y el ida y vuelta cotidiano también incide para que los controles se refuercen.

Vale destacar que Chubut, en el último reporte del martes registró un número importante de casos confirmados de COVID alcanzando el número de 521. Un importante número surge del trabajo de constatación que se hace utilizando el “Plan Detectar”, que aporta al número de contagios sobre todo en lugares como Comodoro Rivadavia o en la zona del Valle según explicó el ministro de salud Fabián Puratich este miércoles.

“Dentro de los 521 casos, alrededor de 172 fueron detectados a través del plan Detectar”, “sabíamos que íbamos a tener más casos, pero la estrategia del plan es poder buscarlos, encontrarlos y aislarlos, el objetivo es cortar con la cadena de contagios”.

Sobre si entramos en una etapa de meseta y el análisis de cuándo podría suceder, el ministro aclaró que están yendo a buscar los casos y que eso hace que la meseta sea alta, por lo que preparan un informe para diferenciar lo que fue aislado a través del Plan Detectar y lo que se va sumando con el laboratorio convencional.

¿Cuál es el objetivo del Plan Detectar?

Se trata de un plan nacional que apunta a encontrar a los pacientes sintomáticos leves que no van a la consulta y poder detectarlos en su domicilio. Para ello se capacitan a un grupo de voluntarios, que son los que hacen el trabajo territorial y buscan un lugar físico, en el caso de Chubut, Puratich explicó que generalmente utilizan escuelas, por la amplitud del lugar.

Los voluntarios que recorren el territorio encuentran a las personas que tienen síntomas leves que no van a la consulta, se les otorga un barbijo quirúrgico y van al lugar donde se les hace una encuesta completa y a quienes tienen síntomas compatibles se les hace un hisopado donde tienen el resultado en quince minutos.

Fuente: EQS.