El servicio eléctrico respondió con creces al temporal, mientras las cuadrillas siguen trabajando en diferentes puntos de Río Negro

En temporal de viento que golpea cada rincón de la provincia de Río Negro generó complicaciones, roturas de instalaciones y salidas de servicio eléctrico. Decenas de cuadrillas de EdERSA, con recursos propios y contratistas, camionetas, camiones y grúas, trabajaron durante largas horas para defender el abastecimiento en cada una de las localidades.

Las ráfagas en muchos casos superaron los 100 km/h y se sintieron con dureza en la zona de los valles, la Línea Sur y la cordillera. De acuerdo a información del Servicio Meteorológico Nacional, los vientos más potentes se esperan en horas de la noche en las ciudades de la zona Atlántica.

En El Bolsón hubo innumerable caída de ramas y plantas que destrozaron subestaciones transformadoras y redes eléctricas. Las cuadrillas trabajaron a destajo para ir levantando el servicio, que durante la jornada se vio afectado en barrio Villa Turismo, El Foyel, Río Villegas, El Manso, Mallín Ahogado, Ñorquinco y Mamuel Choique.

A las 18:00 habían logrado reparar casi todos los daños, realizando diferentes “anillados” y configuraciones eléctricas para dar energía a todos los usuarios. Por esa hora se trabajaba en El Manso, y en diferentes “casos puntuales”.

En Balsa Las Perlas el servicio se interrumpió antes del mediodía luego que un árbol cayera sobre la línea de media tensión que opera y mantiene la cooperativa Calf. EdERSA, encargada del servicio de distribución de esa localidad, se encuentra en gestión permanente con la cooperativa para resolver el problema.

La distribuidora rionegrina trabaja desde fines del año pasado en la concreción de una nueva red de abastecimiento en media tensión para Las Perlas, que tiene una ejecución del 50% a la fecha y que estará finalizada en diciembre de este año.

En Cipolletti, todos los equipos operativos se encuentran en la calle desde el mediodía. Hubo repetidas caídas de árboles sobre las líneas, incendios y todo tipo de contingencias. Las cuadrillas recuperaron el servicio afectado por el viento en zona de calle San Luis y Ferri; La Falda y todos los loteos instalados en esa zona; el sector norte de la ciudad (barrios Anahi Mapu, Obrero A y B, Distrito Vecinal, etc).

En General Roca, alrededor de las 14:30 se produjo un corte en el servicio de la zona norte de la ciudad producto de la caída de álamo de gran porte sobre la línea de media tensión. Afectó a los usuarios instalados en calle Romagnoli, entre ruta Nacional 22 y Paso Córdoba; toda la zona rural aledaña; y barrio Paso Córdoba, y ya se encuentra con suministro normal. Las cuadrillas también recuperaron el servicio en la zona de macrocentro (caída de rama sobre línea) y ahora se abocan a casos puntuales en sectores rurales, en barrio Petróleo y zona Ex Emeta.

El viento golpeó con dureza también en Villa Regina, pero no se registraron daños importantes. En horas de la tarde hubo una falla eléctrica que afectó al barrio Belgrano, pero las guardias operativas ya lograron normalizar.

Catriel, por su parte, experimentó un corte general de servicio alrededor de las 13:00 producto de una falla en la Estación Transformadora “Los Divisaderos”, que opera la empresa pampeana APE. El servicio allí se recuperó pasadas las 14:00. Y en las localidades Barda del Medio, Contralmirante Cordero y Campo Grande se registró un corte a las 12:30 por una contingencia en la línea de 33 kV de la empresa neuquina EPEN. El normal servicio regresó antes de las 14:00.