El Vivero Municipal de Lago Puelo promueve la sustentabilidad y la participación comunitaria

Con el objetivo de abastecer los espacios verdes y fomentar la reutilización de materiales, el vivero municipal se posiciona como un centro de aprendizaje y colaboración en Lago Puelo. Mercedes González, coordinadora de los viveros municipales, lidera esta iniciativa que busca promover la autosuficiencia y el cuidado del ambiente.

En un esfuerzo por crear un entorno más verde y sostenible, la Municipalidad de Lago Puelo ha puesto en marcha el proyecto del vivero municipal, dirigido por Mercedes González, coordinadora de los viveros municipales y dependiente de la Dirección de Medio Ambiente, encabezada por Andrés Luque.

El objetivo principal es suplir las necesidades de los espacios verdes locales, evitando la compra de flores costosas y fomentando la participación activa de la comunidad.

El vivero municipal no solo se enfoca en la producción de plantas, sino que también busca convertirse en un espacio de intercambio y capacitación ambiental.

González explica: “La idea es armar un lugar donde haya intercambios con la gente de la comunidad. Muchas personas pueden contribuir multiplicando algún tipo de planta que nos pueda servir, aportando sustratos, compost y otros elementos para el jardín”.

La reutilización de materiales también es un enfoque clave, como el uso de envases reciclados para macetas, como los potes de yogur y envases de leche, que se dan vuelta para aprovechar su tratamiento UV y evitar su degradación.

El proceso de desarrollo del vivero municipal implica diferentes etapas, como la creación de un estaquero donde se enraizan los esquejes con sustratos adecuados, y la utilización de bandejas con agua e hidroponía para el crecimiento de las plantas. Además, se está trabajando en la implementación de un microtúnel para multiplicar por esquejes diversas variedades herbáceas como margaritas, crisantemos, aster, clavelinas y conejitos. Por otro lado, se está planificando la creación de un pequeño germinador con condiciones ambientales controladas para el cultivo de plantines florales anuales como lobelias, petunias y otras especies.

El vivero municipal también tiene un enfoque social, ya que se está capacitando a tres mujeres en el proceso de producción y multiplicación de plantas. “Estamos enseñándoles todo el proceso, desde la cosecha de los esquejes hasta los distintos tipos de multiplicaciones. Queremos promover el conocimiento y la participación de la comunidad en esta iniciativa”, agrega González.

Además de este vivero, la coordinadora destaca que existen otros en la ciudad. Uno de ellos se encuentra en la Casa de los Abuelos y se está reactivando para producir verduras destinadas a los residentes mayores. Asimismo, hay otros dos viveros en escuelas locales que funcionan bajo convenios y también se dedican a la producción de verduras, con el objetivo de utilizar los cultivos en la casa de los abuelos y distribuirlos en otros lugares de la ciudad.

Con el vivero municipal y sus proyectos asociados, la Municipalidad de Lago Puelo espera fortalecer su compromiso con el cuidado y la sostenibilidad del ambiente promoviendo la conformación de redes comunitarias.