Escándalo por un supuesto “arreglo” en el concurso para fiscal de Lago Puelo

Una situación de escandalosa envuelve al Consejo de la Magistratura, a partir de la conducta de su secretario, quien fue suspendido en el cargo a partir de la decisión unánime de los consejeros, durante sesión convocada desde el lunes de esta semana en Puerto Madryn. Se trata de Diego Cruceño, quien se había inscripto en un concurso para fiscal de Lago Puelo y se presentó como ganador del cargo, sin haber pasado por el examen.

El hecho ocurrió a partir de un concurso que fue convocado a principios de este año, para cubrir un cargo de fiscal de Lago Puelo, el que el abogado Diego Cruceño, que se venía desempeñando como secretario del organismo que se encarga de seleccionar y sancionar a los magistrados.

La conducta del secretario salió a la luz cuando otra postulante, la abogada Silvina Mendoza, presentó el 17 de mayo una nota ante el organismo, cuestionando que su postulación al cargo había sido rechazada. La decisión había sido comunicada por Cruceño, cuando en realidad esa facultad corresponde sólo al presidente del Consejo. Les dijo a empleadas de la Fiscalía que su concurso “estaba arreglado”.

A partir de estos hechos, el Consejo de la Magistratura conformó una comisión para evaluar la conducta del secretario. Fue así que se entrevistaron con empleadas de la Fiscalía, quienes relataron que Cruceño se presentó en esa dependencia para hablar como si ya fuera el nuevo fiscal.

En esas entrevistas, Cruceño dio a entender que el concurso para cubrir el cargo de fiscal estaba resuelto de antemano en su favor, anticipando a las empleadas los cambios que pensaba introducir en el funcionamiento del organismo. También se entrevistó con la jueza de la misma jurisdicción, a quien le anticipó que le exigiría los resultados de las audiencias por escrito, a lo que la magistrada le anticipó su negativo.

“Le preguntaron si estaba seguro de que iba a ganar y respondió que sí”, citaron los consejeros en referencia a las entrevistas, quienes fueron más lejos en sus apreciaciones y dijeron que Cruceño les dejó entrever que el resultado del mismo estaba “arreglado”, según citaron textualmente a partir de los dichos de las empleadas.

Como resultado de los hechos, el Consejo de la Magistratura decidió suspender en el cargo al secretario Diego Cruceño durante 45 días e iniciar un sumario administrativo sobre su conducta, además de la anulación del concurso para cubrir el cargo de fiscal de Lago Puelo.

También se evalúa el tipo de sanción que puede caber, ya que Cruceño comunicó la descalificación de la única postulante que actuaría como su “adversaria” por el cargo, bajo el argumento de que no reunía los años de profesión en la provincia, cuando en realidad, según se evaluó en la sesión de la semana pasada, hay dudas y podría haber cumplido ese requisito.

Fuente: ADN Sur.