Esta noche podrá verse una lluvia de meteoritos

Esta noche se espera que la lluvia de meteoritos de las Eta Acuáridas alcance su punto máximo. Se trata de un fenómeno astronómico que se podrá observar desde el hemisferio Sur, a simple vista.

Los mayores avistamientos, suelen darse en las horas previas al amanecer, pero desde la medianoche comienzan a ser visibles.

La lluvia de meteoritos favorece a los observadores del cielo en el hemisferio sur, porque aquí podrán verse entre 20 y 40 meteoros por hora. En el hemisferio norte, los observadores pueden esperar ver entre 10 y 30 meteoros en las horas previas al amanecer.

Para ver el paso de los meteoritos, se deberá mirar al noreste. Lo recomendable es dedicar varios minutos para que la vista se acostumbre a la oscuridad.

Además, no se recomienda el uso de equipos especiales, ya que es mejor tener una vista general del cielo y no acotarla con un telescopio. Para evitar dolores de cuello, es mejor ubicarse acostado en un lugar despejado, siempre que no incumpla las restricciones de tránsito y las recomendaciones de distanciamiento social.

Una de las cosas más notables de las Eta Acuáridas es su velocidad, a más de 60 kilómetros por segundo, y dejan líneas brillantes a través del cielo mientras sus deja desechos a su paso.

Así fue su nacimiento: las lluvias de meteoros se originan entre los escombros de los cometas que viajan alrededor del sistema solar. Cada año, la Tierra se mueve a través de estos escombros, lo que hace predecible la observación de las acuáridas y otros grupos de meteoritos.

La última vez que el cometa Halley pasó por la Tierra fue en 1986 y no volverá a hacerlo hasta 2061. Sin embargo, las Acuáridas no se originaron en el último avistamiento, sino varios siglos antes.

Si bien las Perseidas (que pasan en agosto, nacidas por el cometa Swift Tuttle) son más famosas que las Acuáridas, la reducción de la polución en las últimas semanas por la pandemia de coronavirus podría hacer más espectacular el show de mayo. Sin embargo, la Luna jugó una mala pasada, ya que está cerca de su fase de mayor iluminación.