Falleció el joven quemado en Lago Puelo en el marco de una pelea entre familias

Este lunes por la tarde de lunes se conoció la lamentable noticia del fallecimiento de Brian Espósito, quien sufrió, en el día domingo durante el incendio de su vivienda, quemaduras en el 85% de su cuerpo.

Espósito había sido trasladado de urgencia al Hospital Zonal de Esquel donde peleaba por su vida.

En el marco de las investigaciones que se llevan adelante para esclarecer el hecho, personal de la División Policial de Investigaciones de la Comarca Andina, con colaboración de Guardia Infantería, Comisaría Lago Puelo, Comisaría El Hoyo, Comisaría de la Mujer, la Unidad Especial Criminalística y personal de DPyLE, procedió a realizar cuatro diligencias de allanamiento, vinculadas a un incendio registrado en la noche de domingo en una vivienda, en el cual un joven sufrió importantes quemaduras y tuvo que ser trasladado al Hospital Zonal Esquel con más del 80% de su cuerpo quemado.

Uno de los procedimientos se llevó a cabo en un domicilio del callejón Pozas, a pocos metros de la Escuela 194, donde se procedió al secuestro de un revólver calibre 32.

Otro, se realizó en un inmueble del lote 4 (Paraje Isla Norte), donde se obtuvieron resultados negativos, pero se procedió a detener a un sujeto que tenía pedidos de captura. Fue trasladado a la Comisaría de Lago Puelo.

El tercer allanamiento se llevó a cabo en un inmueble del lote 21 (La Confluencia), donde se procedió a la detención de tres individuos y el posterior traslado a la dependencia local. Allí, fueron identificados e imputados a la espera de la Audiencia de Control de Detención.

Asimismo, se procede secuestro de dos aparatos celulares pertenecientes a dos de los individuos.

El procedimiento restante, se llevó a cabo en la calle Isla Centro, donde se procedió al secuestro de un buzo, que tenía signos de haberse quemado.

Según relatan declaraciones testimoniales con las que cuenta la Justicia, “el joven habría sido rociado con nafta y prendido fuego”.

Hay temor en la vecina localidad de que, a raíz de este fallecimiento, se genere una espiral de violencia con consecuencias graves.