Golpe al bolsillo: dos tercios de los productos de la canasta de alimentos aumentaron más de 100% en 2022

Según los datos del INDEC, de los 46 artículos que forman parte del IPC, 29 valen más del doble que hace un año. En algunos casos las subas superaron el 400%. Verduras, frutas, azúcar, aceite y huevos en el top 10.

El rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas es el de mayor incidencia en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), pero también el de mayor peso en los bolsillos de los argentinos. En enero subió 6,8% muy por encima de la inflación general.

Según surge de los relevamientos de precios algunos alimentos que integran la canasta registraron subas interanuales muy por encima de la inflación. Del total de 46 alimentos que forman parte del IPC, 29 aumentaron más del 100% en 2022, lo que representó más de dos tercios de esa canasta.

Las verduras integraron el top 5 de los artículos que más aumentaron de precio, con la lechuga en el primer puesto, que mostró un alza interanual del 408%, seguida por la cebolla, 336,9%; la papa, 293,3%; la batata, 292,7%, y el limón, 222,1%.

Entre otros alimentos que subieron más del 100% interanual se encuentran la docena de huevos de gallina, que aumentó 157,9%; la harina de trigo común, 147,1%; los fideos secos tipo guisero, 144,7%; la leche fresca entera en sachet, 139,6%; el pan de mesa, 124,2%, el pan francés tipo flauta, 106%, y la manteca, 105,3%.

Top 10 de los alimentos que más subieron de precio en 2022

De acuerdo con los datos que dio a conocer este jueves, el INDEC, verduras, frutas, azúcar, aceite y huevos integran el top 10 de los alimentos que más subieron de precio a lo largo de 2022.

La lechuga pasó de $151,67 el kilo en diciembre de 2021, a $770,53 en el mismo mes de 2022, lo que significó un aumento del 408%. Le siguió la cebolla, que aumentó de $58,38 a $255,06 el kilo (336,9%), la batata, de $85,25 a $335,32 el kilo (293,3%), la papa, de $53,71 a $210,94 el kilo (292,7%) y el limón, que subió de $88,46 a $284,93 el kilo (222,1%).