Homicidio de Tino John: un perito asegura que “armaron la escena”

Lo dijo el perito criminalístico Enrique Prueguer, quien representa a la familia de la víctima. El homicidio ocurrió el 27 de mayo del 2021 durante un procedimiento del GEOP en Las Golondrinas

Enrique Prueguer, especialista en investigación de homicidios complejos, aseguró que la escena del crimen de Tino John, en su casa en Las Golondrinas, durante un procedimiento del GEOP, fue “montada” para ajustarla a la versión policial cuando hay indicios que demuestran todo lo contrario.

Tino John fue asesinado el 27 de mayo del 2021 cuando la Policía fue a secuestrarle armas que tenía en su casa, por orden judicial, ya que estaba diagnosticado con problemas psiquiátricos. La versión policial dice que Tino John disparó y ahí se produjo un enfrentamiento que le terminó costando la vida.

Prueguer, quien representa a la familia de la víctima, aseguró que el procedimiento policial incumplió los protocolos desde un primer momento, y, lo que es más grave aún, la escena “estuvo armada”.

El especialista expuso que la evidencia demuestra que los disparos provinieron del primer piso donde estaba Tino John y no de la planta baja como pretende hacer creer la versión oficial.

“La víctima fue desplazada en tres oportunidades de ese lugar hasta acomodarla para que le diera la mecánica del hecho que estaban armando. En el momento en que impacta el proyectil la víctima se encontraba en la mitad del pasillo, a unos 78 cm del marco de la puerta”, sostuvo.

Así, según Prueguer, los efectivos modificaron la escena para ajustar el relato a los hechos. “El disparo fue en el frontal, el orificio de entrada es impresionante, lo desplazaron más de un 1,20 metros entre el lugar donde recibe el disparo y cae. Lo dejan en un lugar, se dan cuenta de que no da el ángulo y lo vuelven a correr, vuelven a calcular y lo vienen a acomodar”, indicó.

“Ataron a la pareja”

Por otro lado, Prueguer mencionó que la primera irregularidad que cometió la Policía durante el procedimiento fue haber “atado” a la pareja de Tino John en vez de pedirle que mediara para poder llevar adelante la orden judicial sin violencia.

“Tendrían que haber interceptado a la mujer y pedirle que mediara con Tino John para que sea llevado al hospital para su tratamiento. Pero atan a la mujer como si fuera una rehén y se van al primer piso a asesinar a Tino”, dijo.

Por último, el perito refirió que Tino John no era un sujeto peligroso para haber ingresado de la forma en que lo hicieron en su domicilio, “reventando puertas y tirando bombas lacrimógenas”, además de haber precintado a su pareja.

“No era una persona con antecedentes penales, un vecino que lo conocían todos, sabían cuál era la porblemática, sabían que era un tipo de ley, entraron como si fueran Rambo a una situación que demotraron que no se ajustaron al protocolo”, concluyó.

Fuente: Jornada.