Iban a bucear en Las Grutas, aparecieron cinco orcas y mirá lo que pasó…

Encuentro increíble de media hora en el mar entre un grupo de buzos y uno de orcas. “No me lo voy a olvidar nunca más”, relató Agustín Baraschi. No te pierdas el video en esta nota.

Ocurrió el lunes alrededor de las cuatro de la tarde en las cercanías del Parque Submarino de Las Grutas, durante una excursión de buceo en la que participaban buzos de diferentes niveles a unos 11 km de la costa donde hay dos de los cuatro buques sumergidos. Hacía mucho calor, ya habían anclado el bote y se disponían a iniciar las actividades cuando Agustín Baraschi miró hacia el horizonte como en cada salida antes de la inmersión y notó unas manchas negras. «Aparecían y desaparecían y las seguían movimientos de agua. Hasta que en un momento vi clara una salpicada de un salto. Les decía a los buzos que creía que eran orcas. Nos ganó la curiosidad. Desatamos el bote. Y fuimos a ver…»

Ninguno olvidará lo que pasó después. «Eran cincos orcas: un macho, una madre con su cría y dos juveniles. Nos acercamos a velocidad moderada manteniendo la distancia. Hasta que en un momento los animales se vinieron encima del bote a interactuar con nosotros. Vale la pena recalcarlo: fue increíble, porque la iniciativa del encuentro fue toda de los animales. La madre con la cría pasaba por abajo del bote, una en particular apenas poníamos la cámara se acercaba, en un momento quedaron completamente estáticas y verticales mirándonos, algo impresionante», relata.

«Y nosotros mirando. Era una sensación única, indescriptible -continúa-. Ya mientras navegábamos sentía algo en el pecho, una emoción, una adrenalina que cuesta poner en palabras. Soy amante de la vida marina y las orcas son unos de mis animales preferidos. Y ni hablar después con semejante interacción. Una vez que ellas decidieron seguir con su rumbo nosotros seguimos con el nuestro y fuimos a bucear. Todo habrá durado unos 30 minutos. Quedamos en estado de shock para bien, vivimos algo único», dice el buzo Agustín, que se sacó un par de selfies con la sonrisa dibujada.

En su posteo, @agustinbaraschi citó un párrafo de Mariana Descalzo, licenciada en Ciencias Ambientales y becaria del Conicet. “El tamaño es imponente, una cosa es verlas de lejos, pero al lado tuyo… uno toma dimensión de lo pequeños que somos. Y lo mejor es ver cuando giran la cabeza y te escanean con esos ojos profundos… te das cuenta que hay una mente ahí, que tiene tanta o mas curiosidad que nosotros…». Y lo cerró así el propio Agustín: «Esto es lo que hace valer la pena todas y cada una de las salidas al mar, no me lo voy a olvidar nunca más«,

Fuente: Río Negro.