La temporada de verano sigue, pero habrá más controles

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, aseguró este martes que el Gobierno “no” tiene pensado “suspender la temporada”, pero aseguró que el Estado va a “reforzar su presencia” y se aplicarán “algunas restricciones puntuales para situaciones específicas” porque, “con la responsabilidad individual, no alcanzó” para evitar la propagación del coronavirus, tras el aumento en la cantidad de casos de los últimos días.

“El Estado va a tener que poner un ojo con mayor vehemencia sobre este tipo de situaciones”, aseveró el funcionario en declaraciones formuladas esta mañana al referirse a aglomeraciones y fiestas clandestinas, a los que se apunta con mayor preocupación como focos de expansión de la enfermedad. Enfatizó en que “no se va a suspender la temporada, sino controlarla más” con “algún tipo de restricción, sobre todo en la nocturnidad porque es una situación que se está dando en todo el país”.

En este sentido, Lammens puso como ejemplo una serie de medidas adoptadas por la Municipalidad de la ciudad balnearia de Villa Gesell, donde -señaló- no se vio “ninguna foto con grandes aglomeraciones de gente en la playa o fiestas nocturnas”. “El intendente (Gustavo Barrera) no dejó entrar gente a la playa entre las 22 y las 6 de la mañana, lo que me parece que es una medida sensata, y, además, puso multas en las casas donde se encontraba fiestas clandestinas”, agregó.

Lammens, aseveró que hay municipios que tomaron medidas similares “y tienen la situación controlada”, con lo cual se procurará que se extiendan a otros distritos que concentran gran cantidad de turistas. “Vamos a tener que actuar desde el Gobierno nacional y seguramente desde el provincial para que se implementen en todos los municipios”, indicó.

Lammens reflexionó que, “en alguna medida, hay una actitud desafiante de una parte de la sociedad” que no respeta las medidas sanitarias ni la responsabilidad individual responsable. “El virus no tiene ideología, no es quién está a favor y quién está en contra, y, cuando se repasa lo que sucede en todo el mundo, por ejemplo, en Europa, todos están en una situación muy complicada y todos han tomado medidas de restricción extrema”, añadió.

“No queremos tomar ese tipo de restricción -continuó-, pero para eso tenemos que entender los argentinos y argentinas que nos tenemos que cuidar, que, para tener una buena temporada de verano, para poder ir más de vacaciones, para poder descansar con nuestras familias, tenemos que cuidarnos mucho”, insistió.

En cuanto a la temporada en sí, el funcionario sostuvo que “hay mucha gente”, como lo demuestra la aplicación Verano, que, hasta el día de ayer, 4 de enero, mostró “que más de 500 mil personas vinieron a la costa, mientras que hay más de 1.200.000 personas en todo el país que registraron el viaje”. “Los niveles de ocupación varían: en algunos lugares son superiores al 70 u 80%; en otros, cerca del 50%”, señaló. No obstante, consignó que “hay un problema con el hotelería porque mucha gente decide no ir a hoteles, entonces es el sector que más está sufriendo”, añadió.