Lago Puelo: Durante el fin de semana hubo fiesta de nadadores y autos antiguos

Con 16 años y una enorme sonrisa tímida, Tomás Cofré se llevó todos los aplausos al ganar el primer desafío de aguas abiertas en el lago Puelo, donde hubo 126 inscriptos de todo el país.

El novel nadador es de General Roca y demoró apenas 54:37 minutos para recorrer los 3.8 kilómetros de la prueba, donde reconoció que “el viento y el oleaje fue la principal dificultad” y se mostró “cómodo” con la temperatura del agua (17°). Le sacó 2:40 minutos a su inmediato perseguidor, Gianfranco Mangiere, de Bariloche.

“Arranqué primero y en la primera boya me di cuenta de que no venía nadie detrás, así que aflojé un poco”, graficó al terminar la carrera, con una distancia de unos 400 metros sobre sus rivales.

Tomás vive con su mamá y su abuela, cursa cuarto año del secundario y estudiará Psicopedagogía. “Comencé a nadar a los 8 años, siempre en pileta, y este año empecé en aguas abiertas en una prueba de 10 kilómetros, donde quedé bien posicionado y ahora un amigo me invitó a Lago Puelo, que no conocía. En Roca nado en el canal grande, porque el lago de El Chocón me queda lejos”, agregó.

La trelewense Estefany Domínguez ganó la categoría 1.5k, seguida por la nadadora local Valentina Mitanovich. En hombres, el triunfo fue para Valentín Sandoval (Bariloche), seguido por Lautaro Boock Cosnard (El Bolsón). Otros deportistas que se destacaron fueron Ada Barrios Díaz (Esquel), ganadora en los 3.8k; Leonardo Montorfano (Fofocahuel), ganador en los 3.8k. Entre los nadadores de aguas frías estuvo Claudio Plit, cuatro veces campeón mundial y con la experiencia de haber atravesado el Canal de la Mancha, el Canal de Beagle y las Islas Malvinas, entre otras.

Competidores llegados desde San Francisco (Córdoba); San Lorenzo (Santa Fe); Mar del Plata; Buenos Aires, Acasusso; Bahía Blanca, Don Torcuato, Quilmes y toda la Patagonia dieron marco al encuentro, donde los ganadores se llevaron como premio palmas hechas en madera de radal, a cargo del propio organizador (y artesano), Mariano Baldassarri.

Numeroso público se dio cita en el Parque Nacional Lago Puelo. El intendente Augusto Sánchez y el secretario de Turismo, Néstor Schaffner, acompañaron las actividades.

Segundo Encuentro de Autos Custom y Antiguos

Una cincuentena de autos clásicos y custom unieron Lago Puelo con Cholila, donde se detuvieron a conocer la cabaña de Butch Cassidy y su famosa banda de pistoleros norteamericanos, quienes vivieron a orillas del río Blanco a comienzos del siglo XX. Luego fueron al museo temático y otros puntos de interés turístico, cerrando un fin de semana que incluyó una muestra de los vehículos arribados desde toda la Patagonia. También hubo una muestra gastronómica, patio cervecero, artesanos y productores y la presentación de bandas musicales sobre un escenario montado sobre el chasis de un camión de época.

“Fue un evento muy lindo, en un lugar hermoso, rodeado de bosques, montañas y arte”, graficó uno de los participantes, al tiempo que los cocineros quemaban el pelo de una vaquilla completa preparada para el almuerzo durante 9 horas a las llamas.

El numeroso público que pasó por la exposición aprovechó para sacarse fotos con los autos y dialogar con los pilotos. Desde la organización, Alejandro Rechene valoró que “superamos las expectativas previas. Esto es una fiesta y un viaje al pasado, con una convocatoria importante de muchos vehículos clásicos y en muy buen estado, a los que se agrega el sentimiento de camaradería de los propietarios, todos con muy buena onda”.

Celebró que “muchos vecinos de la Comarca Andina se animaron a sacar del garaje esos autos viejos que tenían guardados, hechos con mucha más pasión que los modernos, al igual que la muestra de patentes de nuestros municipios por las décadas de los ’50 y ’60, algún bidón de nafta de los años ’30 o una antigua lata de aceite”. Resaltó el fin solidario del encuentro: recaudar fondos para los Bomberos Voluntarios de Lago Puelo. “Son servidores públicos y nos pueden salvar la vida en cualquier momento; vale el esfuerzo y la posibilidad de aportar algo para las finanzas del cuartel”.

Fuente: diario Jornada.