Las Golondrinas: talaba árboles a pocos metros del INTA y además amenazó con un cuchillo a sus técnicos

El personal del INTA tras detectar la tala furtiva, le pidieron que se retire porque está prohibido hacerlo, pero insistió con llevarse la madera que ya había cortado. Como lo estaban filmando, los amenazó con un cuchillo para luego subirse a un caballo e irse, olvidando una motosierra.

Mientras los técnicos del campo “General San Martín” del INTA terminaban su jornada en el predio del paraje Las Golondrinas, se sorprendieron con el ruido de una motosierra y caída de árboles a pocos metros de las oficinas. Al aproximarse a la zona boscosa, descubrieron a un hombre que estaba talando un pino de gran porte.

Al respecto, el jefe del organismo, Federico Letourneau, detalló que “al manifestarle que estaba haciendo una actividad prohibida y pedirle que se retire, insistió con llevarse la madera que ya había cortado. Como lo estaban filmando, al parecer se amedrentó. Estaba a caballo, se subió para marcharse y se olvidó la motosierra, además de amenazar con acuchillar al personal del INTA. La filmación fue aportada en la denuncia correspondiente ante la Policía del Chubut y allí se observa claramente su identidad. En este caso, la injerencia es de la Justicia Federal, con competencia del Juzgado de Esquel”.

“No es la primera vez que sucede –agregó-, bajo nuestra jurisdicción tenemos toda la reserva forestal Loma del Medio/Río Azul (en la provincia de Río Negro), más el campo de Las Golondrinas (en Chubut), que superan las 1700 hectáreas. Para combatir la tala ilegal estamos trabajando en coordinación con Gendarmería Nacional y las policías provinciales, además de las direcciones de Bosques de cada distrito”.

“Por ser una superficie boscosa de gran envergadura, es difícil controlarla y encontrar a los infractores in fraganti”, remarcó.

De igual modo, señaló que “hace unos 20 días, en colaboración con la Policía de Río Negro, se logró interceptar a gente que estaba dentro del bosque, con su vehículo y un acoplado ya cargado con rollizos. En el lugar se les hizo el acta de infracción con la debida intervención del Servicio Forestal Andino”. Asimismo, “con la justicia logramos hacer un allanamiento para secuestrar madera extraída del campo del INTA, cuyo responsable actualmente está procesado”.

Fuente: Jornada.