Liberaron a los detenidos por la agresión al presidente Alberto Fernández en Lago Puelo

Lo confirmaron el fiscal general Carlos Díaz Mayer y el ministro de Seguridad provincial, Federico Massoni. Según el fiscal, las investigaciones están muy avanzadas y todos los agresores viven en Lago Puelo, donde se suscitaron los ataques a la comitiva presidencial.

El fiscal de Chubut, Carlos Díaz Mayer, confirmó este lunes que fueron liberadas las personas detenidas por la agresión al presidente Alberto Fernández el último fin de semana, en el marco de su visita tras los incendios de la comarca andina. En declaraciones radiales, precisó que son diez los involucrados y con residencia en Lago Puelo.

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Federico Massoni, explicó que “el juez pidió la detención para que hagamos la inspección a través de un médico para saber si tenían golpes propios de la violencia que aplicaron contra los vehículos. Se los identificó, se les tomaron las huellas digitales y volvieron a sus hogares. Pero están dentro de lo que es la causa”.

Entre los apresados y liberados, está la mujer señalada como la persona que arrojó la piedra contra la camioneta de Parques Nacionales en la que se trasladaba el presidente, quien sería una rionegrina. Además, una es menor edad por lo que no se difundieron sus datos personales.

De acuerdo a los nombres que brindó el funcionario en la conferencia de prensa, los presuntos agresores son: Ana Elvira Ruiz (vive en Lago Puelo, pero es de El Bolsón y es auxiliar de la educación), Guillermo Hipólito Ramirez (trabaja en una chacra en Epuyén), Iván González (docente de Lago Puelo), Mariano Enrique Cusmarini (trabaja en cabañas), Adrián Fernando Rodríguez (también de Lago Puelo) y Alejandro Rafael Orda (docente).

Massoni señaló que muchos de ellos habían cambiado su fisonomía ya que “se habían rapado y se habían sacado la barba. Pero todos los pelos que se habían cortado estaban en el baño”.

El funcionario sumó que, gracias a la filmación de todo el evento, se logró identificar a los agresores. “Se filma por si hay delito o si hay mal accionar policial. Esas filmaciones que han realizado un comisario y un oficial permitieron identificar a quienes arrojaban piedras. Se ha realizado la inmediata identificación de las personas que llevaron adelante el brutal ataque”, dijo y agregó: “No lo minimicemos; es grave lo que ha pasado. Han atacado a nuestro jefe de Estado. Utilizaron al Presidente de carnada, esto fue hecho a propósito por parte de Santiago Igón (diputado nacional) y Augusto Sánchez (intendente de Lago Puelo), por ese justicialismo anacrónico que lo único que quiere es generar violencia”.

“La visita presidencial se había programado y habíamos sido notificados el día anterior a última hora. Hubo muchos preparativos para que la visita del presidente se lleve en forma tranquila. Dimos la orden de desplazar 130 efectivos policiales y averiguar los puntos e itinerarios para dar mayor garantía de seguridad a la comitiva presidencial y al gobernador”, indicó en la conferencia.

Aseguró que tanto el intendente de Lago Puelo como Igón “confirmaron que el recorrido iba ser al lugar donde mayores daños hubo, mayor cantidad de víctimas y los puntos claves. Por eso, bajamos mucho personal a ese sector. Luego, dijeron que la convocatoria era en la escuela 108 donde también habría una conferencia de prensa. Nada de eso ocurrió. Ocurrieron acciones que nos llaman la atención. Acciones encabezadas por aquellos que se decían anfitriones del presidente, el diputado Igón y Sánchez”. Massoni aseguró que “cambiaron repentinamente el punto a donde iban. Se fueron al centro cultural donde ya había gente del No a la mina”

El ministro insistió en que “la responsabilidad de la seguridad del presidente no se delega. No puede delegarle la seguridad a una provincia. La Casa Militar se encarga. Se pide colaboración a las provincias pero acá no pidieron nada. La orden del gobernador fue que haya mucha presencia policial en el lugar”.

Al término de la conferencia, señaló: “Tenemos que volver al orden. No puede ser que seamos noticia a nivel nacional cuando esto ocurre de forma permanente en Chubut por parte de este mismo grupo. No puede ser que incendien casa de gobierno, la Legislatura, que amenacen a diputados con sus hijos”.