Los problemas de salud y abastecimiento que afronta a diario la Comarca Andina por la cuarentena obligatoria

A consecuencias de la lucha para contener la pandemia causada por el COVID-19 hasta la ambulancia de Lago Puelo, con su director Marcelo Basualdo a bordo, tuvo que hacer ayer el protocolo de rigor en el paralelo 42° para llegar con una derivación al hospital de El Bolsón.

En el lugar, un retén de policías y funcionarios de la Agencia de Seguridad Vial de la provincia del Chubut -y otro similar del lado rionegrino-, cumplen con la misión de detener a todos los vehículos e interrogar a sus ocupantes sobre su destino y razones para estar circulando, en el marco de las medidas aplicadas para contener la pandemia por el COVID-19.

A excepción de los camiones chilenos de gran porte (en viaje al sur para abastecer a sus comunidades), son muy pocos los que pueden seguir viaje, lo que genera el enojo de los lugareños, quienes esgrimen motivos relacionados a su trabajo, salud o abastecimiento.

Cabe recordar que solamente quedó habilitada la ruta nacional 40 para vincular a las poblaciones de la Comarca Andina, mientras que todos los caminos secundarios han sido clausurados con vallas y montículos de tierra para impedir el flujo vehicular.

Comerciantes preocupados

En correspondencia, en las últimas horas los intendentes cordilleranos del noroeste chubutense comenzaron a recibir la inquietud de los comercios locales ante la posibilidad de no recibir en tiempo y forma la mercadería indispensable para sus clientes. Incluso, trascendieron gestiones ante el gobierno provincial para flexibilizar dicha medida en lo inmediato, ya que “muchos de los proveedores son de El Bolsón o Bariloche, llegan hasta el límite y no cuentan con un permiso especial para entrar al Chubut”, explicaron.

Los permisos que no llegan

En concordancia, numerosos vecinos confirmaron haber completado el formulario on line con “solicitud de trabajo”, articulada desde el Ministerio de Gobierno, aunque “pasan los días y no hemos obtenido ninguna respuesta favorable o negativa.

Tampoco hay un teléfono o página para reclamar. Pasa lo de siempre, las decisiones se toman en Rawson, a 800 kilómetros de distancia, y poco importa lo que pasa en el interior”, indicó un repartidor de lácteos.

En la práctica, tampoco las comisarías pueden extender autorizaciones, por valederos que sean los argumentos.

Asimismo, por cuestiones laborales, a diario se cuentan por decenas los profesionales de la salud, periodistas, empleados de comercio, artesanos, productores y hasta funcionarios de distintas fuerzas de seguridad imposibilitados de traspasar la barrera, toda vez que “la provincia del Chubut declaró a El Bolsón como zona de riesgo e impide el paso de los vecinos”, según la queja más escuchada.

“Ya sabemos que hasta hoy Chubut no registra un solo caso sospechoso de coronavirus y hay que felicitar a todos los protagonistas de ese logro, pero me gustaría que el ministro Federico Massoni venga también a ver nuestra realidad y conozca que la frontera real de nuestra Comarca Andina está en Villegas, a 50 km al norte de El Bolsón, donde incluso hay un puesto caminero de Gendarmería”, reclamó un comerciante de El Hoyo, cuya casa y familia está en la ciudad rionegrina.

Enseguida agregó que “la rutina de la gente de estos pueblos es otra, ya que no reconoce el límite interprovincial y todo el mundo tiene familia, trabajo o comercio a uno y otro lado del paralelo. Encima, este decreto se contrapone con lo dispuesto a nivel nacional, donde todavía no hay un toque de queda o prohibición estricta para circular”.

Salud

Otro capítulo para los vecinos afectados por enfermedades crónicas o que necesitan proveerse habitualmente de medicamentos o insumos que solo se consiguen en las farmacias de El Bolsón.

“Es sabido los problemas que tienen los hospitales del Chubut, sin personal suficiente y mal pagado, sin insumos y sin capacidad de respuesta ante el primer caso sospechoso de coronavirus.

Ante ese panorama, lo más práctico sería recurrir al hospital de El Bolsón, que hasta armó un área especial para la contingencia, pero no vamos a poder llegar porque la ruta está clausurada”, razonó una docente jubilada del paraje Entre Ríos, quien vive a esos 300 metros del límite entre Lago Puelo y Río Negro.

Salida

Un micro con 53 pasajeros, gestionado por el Poder Ejecutivo de El Bolsón, permitió ayer la primera evacuación hacia el norte de un total de 146 turistas varados en la región cordillerana.

En su mayoría, son jóvenes argentinos que estaban realizando excursiones de montaña al momento que se decretó la cuarentena por la pandemia mundial y quienes al momento de volver a la ciudad se encontraron sin pasajes de larga distancia y sin alojamiento, toda vez que los hosteles y campings fueron cerrados por disposición nacional.

Los “mochileros” ni siquiera pueden permanecer en las plazas, ya que la comuna adhirió al decreto provincial que “prohíbe el ingreso y circulación en sitios considerados de esparcimiento público” y además ordena “que todos los establecimientos comerciales deberán cumplir el horario de atención reducido de 9 a 19 horas”.

Fuente: diario Jornada.