Mesa de la Función Pública: el Gobierno de Río Negro mejoró la propuesta salarial a los estatales y llega al 30% para el primer semestre

El Gobierno de Río Negro presentó una oferta salarial superadora a los gremios nucleados en la Mesa de la Función Pública, que comprende un incremento salarial del 12% con los haberes de mayo y un 8% con los de junio. De esta manera, se llega a un 30% para el primer semestre del año.

El anterior acuerdo firmado oportunamente, preveía para los sueldos de mayo un incremento del 6% y para junio, un 8%. De esta manera, el Gobierno adelantó un mes la reapertura de la discusión salarial prevista en principio para junio, y elevó el porcentaje de aumento a pagar con los haberes de mayo.

Participaron del encuentro el Ministro de Economía, Luis Vaisberg; de Gobierno y Comunidad, Rodrigo Buteler; la Secretaria de la Función Pública, Liliana Arriaga; el secretario general de ATE, Rodrigo Vicente y el secretario adjunto de UPCN, Luis Rosas.

Reclamo de ATE

Además, durante la reunión, desde ATE se dejó planteada una serie de reclamos en varias carteras: el pago de la indumentaria, la cancelación de una multimillonaria deuda en recategorizaciones, la homologación de los avances alcanzados en los convenios colectivos, la creación del adicional por calefacción para trabajadores de El Bolsón, Bariloche y Línea Sur y la liquidación del proporcional de aguinaldo de enero y febrero 2022, cuyos aumentos son parte de la pauta salarial 2021, entre otros puntos.

También advirtió del deterioro de las condiciones laborales en las delegaciones de SENAF y el Ministerio de Desarrollo Humano como consecuencia de la falta de mantenimiento de los edificios y un preocupante déficit de recursos humanos que genera una sobrecarga permanente de tareas del personal y un servicio deficitario. ATE quiere que se efectivice el aumento del 50% del plus operador acordado en diciembre pasado para los agentes de ese organismo.

Por otro lado, denunció el regreso de la precarización laboral con 700 trabajadores del ministerio de Educación que cobran bajo la modalidad “horas cátedra”, monotributo, PRIL (Programa de Inclusión Laboral) y subsidios. Este número, extendido a otros ministerios, alcanzaría a 2000 trabajadores. El gremio busca además el pago de movilidad, aumento y regularización del valor de horas suplementarias y el pago con el sueldo de horas extras.

En Salud, ATE exigió el reintegro del 30% de horas y guardias extras que el Ejecutivo borró de un plumazo luego del esfuerzo del personal en pandemia. El ajuste desequilibra bruscamente el salario de los trabajadores. Asimismo, reclama una suba en el punto de Guardia para los agentes que revisten en la Ley 1904, y también la sanción de la Ley de Insalubridad y un régimen de jubilación anticipada.