Múltiples cortes de electricidad. Múltiples problemas

El jueves fue una jornada de constantes inconvenientes en el suministro eléctrico de El Bolsón y sectores aledaños, todos provocados por las salidas de servicio, sorpresivas y algunas intempestivas, del sistema Interconectado con la provincia de Chubut según informaron desde EdERSA. Los numerosos cortes causaron múltiples problemas tanto para los vecinos como para comerciantes que vieron dificultadas sus ventas al no contar con medios electrónicos de pago, y también a los prestadores turísticos, en plena temporada de verano.

Los cortes de servicio, que fueron varios entre la mañana y la noche de ayer, generaron fuertes dolores de cabeza a los habitantes de esa zona cordillerana. En cada una de las interrupciones se recuperó el servicio a partir de las tareas que realizaron los operarios de EdERSA para transferir la carga de energía a la Central Térmica.

Desde EdERSA se informó que los inconvenientes que genera el sistema Interconectado en alta tensión se han vuelto asiduos a partir del invierno pasado, cuando durante un temporal de nieve cayeron torres de alta tensión que transportaban la energía generada por la central hidroeléctrica Futaleufú, que en 132 kV abastece la comarca cordillerana hasta Coihue.

A la caída de las torres de alta tensión en Futaleufú, que no fue subsanada, se suma la escasa generación de la central hidroeléctrica de Lago Escondido. Y esta situación endeble en la que quedó el sistema Interconectado volvió a generar problemas ayer, con tres salidas de servicio sorpresivas en diferentes momentos del día.

Ante cada uno de los cortes de servicio, EdERSA transfirió la demanda a la Central Térmica, para buscar que El Bolsón recupere el servicio de la manera más rápida posible. Operativamente es una tarea compleja, que demanda técnicamente de una serie de microcortes para no dañar el sistema.

A modos de ejemplo de las complicaciones que todo esto causó a los vecinos de El Bolsón, en diálogo con InfoChucao un comerciante local expresó que “perdimos muchas ventas al no poder operar con los medios electrónicos de pago”.

También una vecina octogenaria y electrodependiente señaló que “en mi casa sufrí más de 7 cortes durante el día y todos sin aviso” expresando el temor a sufrir la rotura de artefactos eléctricos “como ya ha sucedido en otras oportunidades como cuando me quemaron el televisor nuevo”.

Finalmente, un prestador turístico de Villa Turismo manifestó su enojo al remarcar que “estamos en plena temporada de verano y con cada corte, no solo son los inconvenientes de no contar con electricidad, sino que de la mano nos quedamos sin agua por que dependemos de bombas y tampoco internet para prestar el servicio al visitante”.