Ofreció como prueba del contrato de trabajo su nombre escrito en el asfalto

Un hombre de Cipolletti que trabajó administrando la pista de karting de un club de la ciudad promovió una demanda laboral después de ser despedido. Sostuvo que inició sus labores en el mantenimiento mecánico y que después le encomendaron la realización de una pista de hormigón. En esas circunstancias escribió su nombre en el asfalto y lo ofreció como prueba en el juicio. Consiguió ser indemnizado.

Surgió del expediente que tramitó ante la Cámara Laboral de Cipolletti que el trabajador inició sus labores en diciembre de 2015. Había sido contratado por la Asociación Deportiva La Amistad para el sector de la pista de kart que el club tiene en la calle 15 bis, sección chacras de Cipolletti. Al principio el hombre se ocupaba del mantenimiento mecánico de 15 karts. Luego inició la construcción de la pista para la realización de las pruebas y esparcimiento por el uso de los kartings por parte de los asociados, clientes e invitados. También era el encargado de la pista de competición y atención al público. El empleado diseñaba la pista y colaboraba con el movimiento de suelos y hormigonado. Prueba de la colaboración en la construcción de la pista, a manera de autografiado, escribió en el hormigón, en dos sitios, una frase con su nombre.

En febrero de 2017 le prohibieron el ingreso con el argumento de que ya no necesitaban de sus servicios. Entonces envió carta documento, esperó la respuesta y vencido el plazo se consideró despedido por culpa de la demandada.

Después de los reclamos ante la Delegación de Trabajo y de un intento de conciliación inició el juicio ante la Cámara Laboral.

La parte demandada nunca se presentó a contestar y fue declarada en rebeldía. Ante ese estado procesal, el tribunal tuvo por acreditados los hechos que postuló el trabajador, las pruebas que presentó, las testimoniales y el contenido de los telegramas.

Como solución, se condenó a la asociación deportiva a indemnizar al trabajador en concepto de remuneraciones adeudadas, sueldo anual complementario, vacaciones adeudadas y diferencias salariales, todo con intereses. También se incluyeron las indemnizaciones por falta de preaviso, antigüedad y las multas por trabajo no registrado y por no pagar en tiempo oportuno.