Parques Nacionales ya no es querellante en la causa por usurpación de Villa Mascardi

Por una decisión política, el gobierno nacional dejó de tener participación como querellante en el caso que sigue la Justicia Federal contra la comunidad Lafken Winkul Mapu por la usurpación de un predio de unas diez hectáreas que Parques Nacionales posee en Villa Mascardi. El caso se sostiene ahora solamente con el impulso de la fiscal federal Sylvia Little.

A través de la resolución 292-2021 la Administración de Parques Nacionales reseñó que en la causa judicial señalada se tramita la toma ilegítima del predio ubicado en Villa Mascardi e individualizado catastralmente como 19-7-A-011-14-0.

En esa pieza interna que firman los integrantes del directorio de la Administración de Parques Nacionales: Francisco Gonzáles Taboas, Eugenio Magliocca, Natalia Jauri, Claudio González, Carlos Corvalan y Lautaron Erratchu, se confirma que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación impulsó el cese de la participación del organismo nacional como querellante en la causa que se inició a partir de la ocupación de las tierras de Villa Mascardi. Se trata del conflicto por unas diez hectáreas ocupadas por la comunidad, que mantiene su presencia en la zona a partir de una autodenominada recuperación ancestral.

En la resolución se recuerda que la causa se inició el 10 de noviembre de 2017 cuando fue advertida la instalación de una bandera con la siguiente leyenda: “territorio mapuche recuperado Lof Lafken Winkul” y que como consecuencia de ello, se instruyó a la Dirección General de Asuntos Jurídicos a constituirse como parte querellante a fin de asumir un rol activo en la causa referenciada y se otorgó Poder Judicial Especial a los abogados Nicole Jaureguiberry, Lorena Traba, Natalia Cardozo, Joaquín Labougle, Juan Inza, Martín Paterlini y Sandra Pacheco, aunque más adelante se revocó parcialmente ese poder y se asignó otro poder especial a favor del abogado Mariano Sarmiento.

En consecuencia, la Administración de Parques Nacionales se constituyó como querellante en la causa en la que fueron imputadas por usurpación las siguientes personas: Martha Luciana Jaramillo, María Isabel Nahuel, Yessica Fernanda Bonnefoi, Romina Rosas, Mayra Aylén Tapia, Betiana Ayelén Colhuan, Cristian Germán Colhuan y Joana Micaela Colhuan.

El pasado 8 de junio el Juzgado Federal de Bariloche corrió traslado a las partes para que se expidan sobre la clausura de la etapa de instrucción y la elevación a juicio del expediente.

La Administración de Parques Nacionales pidió la intervención a la Procuración del Tesoro Nacional a fin de que instruya sobre el temperamento a seguir en el trámite de la causa judicial mencionada y como respuesta el organismo citado señaló que “la decisión de iniciar o no iniciar, así como de proseguir o no proseguir acciones judiciales (…) supone una evaluación de oportunidad y prudencia política, que constituye una función ajena a este organismo, toda vez que las funciones de promover o contestar acciones están a cargo de las respectivas autoridades superiores del organismo pertinente”.

Luego, las autoridades del Parque Nacional se reunieron con representantes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. La directiva emanada de esa reunión fue que no debía elevarse a juicio la causa, en función de no entorpecer las negociaciones que se vienen llevando adelante con la Lof Lafken Winkul Mapu.

Así, se instruyó a la Dirección General de Asuntos Jurídicos a que no presente la clausura de la instrucción y elevación a juicio y se revocaron los poderes especiales asignados a los abogados mencionados más arriba.

Fuente: El Cordillerano.