Pedirán al gobierno nacional “las soluciones de fondo para el problema energético del noroeste del Chubut”

Luego de un fin de semana “realmente complicado por los cortes y falencias del sistema eléctrico” en el noroeste del Chubut y la zona sur de El Bolsón, el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, confirmó ayer que “recién en la tarde del domingo se restableció el servicio en todos los parajes y sectores afectados”.

Según graficó, “el último lugar fue Villa del Lago, hasta donde llevamos al personal de la DGSP en una camioneta municipal y volvimos a corroborar la falta de elementos y mantenimiento de las líneas: allí el problema fue que saltaron los fusibles de un transformador y tuvieron que repararlo con un alambre de fardo, que yo mismo les alcancé”.

Al respecto, recordó que “el conflicto se agudizó por las medidas de fuerza de los trabajadores. Por suerte, el sábado se firmó un acta compromiso con el ministro Gustavo Aguilera, quien se comprometió a la entrega de equipamiento para el personal, la asignación de tres vehículos y la regularización de los salarios”, entre otras medidas.

No obstante, el jefe comunal remarcó que “son solamente parches ante una crisis que se viene arrastrando desde hace décadas y queda en evidencia que es necesario renovar la infraestructura de base del tendido eléctrico dentro del ejido de Lago Puelo, además de la ejecución de la doble terna de 33 Kv entre la central de El Coihue y Las Golondrinas”.

Sánchez insistió en considerar a dicha obra “como prioridad regional. Desde diciembre vengo conversando con los demás intendentes de la Comarca Andina para instalar el tema en el máximo nivel del gobierno nacional, toda vez que, si pretendemos proyectar el desarrollo turístico, la producción o cualquier emprendimiento, es imposible sin una fuente energética de calidad, además de garantizar la propia normalidad de los habitantes y las instituciones de nuestros pueblos”.

De igual modo, anticipó nuevas reuniones con sus pares “enfocadas en avanzar con los detalles de esta obra, ya que teniendo en cuenta su costo, tendrá que ser acompañada por el Estado nacional ya que involucra también a dos provincias. En principio, tenemos que ponernos de acuerdo los municipios en su importancia y salir todos juntos a gestionar”, adelantó.

Cabe recordar que desde 2004 existen convenios entre las provincias del Chubut y Río Negro, cuando se ejecutó la línea de 132 KV desde Futaleufú hasta El Coihue para abastecer el interconectado para todo el corredor andino. El compromiso fue que Chubut “se encargaba de la obra actual -que está funcionando-, mientras que Río Negro tomaba la construcción de la subestación de Legua 7 (entre Esquel y Trevelin), la que finalmente terminó haciendo Chubut”, recordaron desde la DGSP.

Pendiente

En octubre pasado, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, se reunió en Rawson con el vicegobernador de Río Negro, Pedro Pesatti, y representantes de los entes reguladores de energía de ambas provincias, para avanzar “en el desarrollo conjunto de la modernización del sistema eléctrico de la zona cordillerana, incluyendo a El Bolsón, Lago Puelo, Cholila, El Hoyo, Epuyén y El Maitén”, sumando unos 20 mil usuarios.

En la oportunidad, el ministro Aguilera destacó que “implica una inversión de aproximadamente 8 millones de dólares, que va a ser realizada en un 50% por cada provincia y consiste en la repotenciación de la estación transformadora de El Coihue y la construcción de nuevos tendidos de alta tensión hasta la estación Las Golondrinas. Vamos a trabajar de modo conjunto sobre este proyecto”. Incluso anticipó que “vamos a ratificar un convenio firmado en años anteriores y luego de su aprobación en la Legislatura de Río Negro ya nos pondremos con los pliegos, a encarar la licitación y la construcción de estas obras”.

Sin embargo, desde entonces nada se supo y la situación energética en la cordillera se hizo cada vez más compleja. Tampoco se instaló nunca en El Coihue un transformador de 20 MW, comprado por Río Negro y que “está tirado allí desde hace 3 años”.

En coincidencia, en marzo de 2019, el gobernador Arcioni confirmó la compra de dos transformadores de 7,5 MW para la subestación Las Golondrinas, con los que “se brindará mayor estabilidad en la tensión, ya que hoy está funcionando uno de 3,5 MW”, dijo en una de sus últimas visitas a la zona, al tiempo que advirtió que “deberán ser construidos a medida en un plazo de 9 meses aproximadamente”. Hasta la fecha no han sido instalados.

Por otra parte, con el objetivo de “evitar cortes por las condiciones climáticas propias del invierno”, el gobierno chubutense prometió fondos a las comunas para las tareas de poda y limpieza de las líneas. Según trascendió ayer, “en algunos casos llegaron y los trabajos se están haciendo, pero en otros son los propios municipios quienes han encarado su ejecución”.

Amparo

Luego de escuchar a un grupo de vecinos de Las Golondrinas, movilizados por los reclamos “ante la situación de inestabilidad en la provisión de los servicios de electricidad y agua potable”, el intendente Augusto Sánchez confirmó ayer que acompañará un pedido de amparo judicial por la contingencia.

En detalle, se indicó que los usuarios de distintos puntos del noroeste de Chubut “solicitaron que se adopten las medidas adecuadas a los fines de solucionar y hacer cesar los cortes del abastecimiento de energía eléctrica y adoptar medidas para prevenir que se reiteren”. Fuente: diario Jornada