Piden la captura de Blanca Rosa Gallardo y Juan Carlos Oyarzo por la ocupación en El Foyel

El juez Ricardo Calcagno hizo lugar al pedido de la fiscalía y querella de declarar la rebeldía y captura de Blanca Rosa Gallardo y Juan Carlos Oyarzo por la ocupación del campo de la familia Soriani en El Foyel.

Sostuvo que no puede solicitarse el desalojo hasta que no se haga la formulación de cargos.

El juez de Garantías Ricardo Calcagno declaró la rebeldía y captura de Blanca Rosa Gallardo y Juan Carlos Oyarzo, imputados por la ocupación del campo de la familia Soriani en El Foyel.

Señaló ante el pedido de la defensa de que se convoque a una audiencia que fueron legalmente notificados y debían concurrir al juzgado de Paz de El Bolsón para realizar la audiencia por Zoom a las 15 y luego a las 18.30 horas.

Explicó que la audiencia fue reprogramada por el cambio en la defensa y quedaron notificados debidamente.

Manifestó que una vez hecha efectiva la rebeldía y captura se llevarán adelante los actos procesales que se ven frustrados por la no presencia de estas personas en la audiencia.

En cuanto al pedido de desalojo no hizo lugar al pedido de la querella y fiscalía porque “entiendo que los desalojos o medidas cautelares se pueden hacer en el fuero civil, en el fuero penal toda medida cautelar o de caución debe ser en audiencia, pero las audiencias en el fuero penal tienen que ser con la permanencia ininterrumpida de todas las partes”.

Respecto a los riesgos que alegan el fiscal y querella consideró que son analizables una vez que estén las personas a derecho y puedan ser escuchados, “sin escuchar a los imputados no puedo resolver un desalojo por cuanto todavía hay que escuchar cuáles son los argumentos de estas personas, para ver si se puede habilitar si quiera la etapa penal preparatoria, toda medida cautelar debe ser dictada luego de una formulación de cargos”.

El abogado defensor Manuel Mansilla manifestó que se comunicó con una pariente de los imputados, Nelly Gallardo, que le comentó que no día entrar ni salir ninguna personal del lugar, “por ende los imputados no pueden salir; por eso no están presentes en esta audiencia”.

Debido a esto pidió la suspensión de la audiencia y fijar una nueva fecha. “No voy a permitir que se lleve a cabo la audiencia sin la presencia de los imputados”, expresó e insistió en que sus asistidos no han salido del lugar por motivos ajenos a su voluntad.

En cuanto al pedido de rebeldía consideró que no corresponde porque “tranquilamente esta defensa puede peticionar la suspensión de la audiencia y que se haga en otro momento con todas las partes presentes”.

Consideró también que “no corresponde el desalojo” porque recién está comenzando el proceso, “hay etapas, objetos, actos, impugnaciones, correspondería su desalojo si hay una sentencia firme”.

El fiscal jefe Martín Lozada argumentó en torno al pedido de desalojo que “en El Foyel y en tiempo real se está perpetrando un delito” y pidió el urgente desalojo porque se está ocasionando un “perjuicio real, actual y manifiesto a los titulares del inmueble que allí se domicilian, la continuidad de los ocupantes en este predio constituiría un desatino procesal”.

Consideró que su permanencia agravaría aún más la situación que viven “quienes ven menoscabado su derecho a partir de la ocupación ilegítima”. Lamentó la ausencia de los imputados que recurrieron a “maniobras dilatorias y destinadas a la obstrucción”.

Por su parte el fiscal Francisco Arrien consideró que lo manifestado por el abogado defensor es falso porque “están notificados y perfectamente pueden venir, la policía no sólo está notificada sino advertida de la necesidad de la presencia de los imputados en esta audiencia, con lo cual me parece un argumento poco serio que esto sea así, entiendo que hay intencionalidad de no estar en esta audiencia”.

Agregó que “por respeto a todas las partes entiendo que como mínimo debe decretarse rebeldía y captura de estas personas porque no hay otra manera que comparezcan a derecho”.

El abogado de la querella, José Bianco coincidió con la posición asumida por la fiscalía y “más allá de la situación procesal de los imputados entiendo que como medida el juzgado está en condiciones de disponer el desalojo del lugar”.

Fuente: Bariloche2000