Prisión preventiva para los tres imputados de golpear, rociar con nafta y prender fuego a un joven en Lago Puelo

Son tres personas a los que se los acusa de la coautoría del delito de “homicidio calificado por ensañamiento, peligro común y con el concurso premeditado de dos o más personas” en contra de Brian Espósito, que tenía 21 años y murió por las graves quemaduras que sufrió. El grupo usó pasamontañas y un bidón.

El juez de Esquel, Jorge Novarino resolvió dictar la prisión preventiva de los tres imputados por 4 meses en relación al crimen de Brian Alejandro Espósito cuyo origen tuvo que ver con el incendio de dos viviendas en Lago Puelo el último fin de semana.

La procuradora fiscal, Débora Barrionuevo vía telefónica, con la presencia en los tribunales de Esquel del fiscal de la Comarca Andina, Carlos Díaz Mayer, requirió formalizar la investigación del crimen de Brian Alejandro Espósito.

Tres son las personas que asistieron detenidas a la audiencia. Se les imputó homicidio calificado por ensañamiento, peligro común y con el concurso premeditado de dos o más personas.

La Fiscalía requirió el dictado de la prisión preventiva por el plazo de la investigación. El juez Jorge Novarino entendió razonable fijar el plazo de cuatro meses para volver a analizar la necesidad de dar continuidad o no a la medida.

Barrionuevo indicó que se investiga un hecho ocurrido entre las 23 del 18 de abril y las 0 del 19 de abril, en el interior de la vivienda en que residía Espósito, sita en Callejón Juárez, Paraje Isla Sur, Lago Puelo.

Nueva detención

Algunas horas después, personal de la División de Investigaciones de la Comarca Andina realizó un allanamiento en la localidad y procedió a la detención de otra persona.

Se trata del hermano de uno de los que ya fue detenido el día lunes y estaría vinculado al homicidio del joven de 20 años.

El procedimiento se hizo en una vivienda ubicada en Callejón de Poza, sin número. Además, se secuestró el teléfono celular que llevaba.

Rociado con combustible

Brian estaba en su casa junto a dos amigas cuando cuatro o cinco sujetos golpearon a su puerta, la abrieron e ingresaron vestidos con ropa oscura y con pasamontañas. Les gritaron a las mujeres que se retiraran de la vivienda, mientras golpeaban en el piso a Brian, para luego rociarlo con combustibles flamable (presuntamente nafta), que llevaban en un bidón. Luego rociaron gran parte de la vivienda con el mismo combustible, prendieron fuego y huyeron.

Brian resultó con quemaduras que afectaron el 90% de su cuerpo. El mismo 19 de abril, en horas de la tarde, falleció cuando se hallaba internado en el Hospital Zonal de Esquel. Las conductas fueron calificadas provisoriamente como constitutivas de homicidio agravado por haber sido perpetrado con ensañamiento por un medio para crear un peligro común y con el concurso premeditado de más de dos personas en carácter de coautores.

La Defensora Pública Valeria Ponce desconoció los hechos tal como fueron narrados en la apertura de la investigación. Los imputados declararon relatando una situación previa en la que la víctima había incendiado la vivienda de uno de ellos. Sostuvieron que fueron a pedirle cuentas, con la intención de pelear, pero que no llevaron combustible, ni prendieron fuego la vivienda.

Barrionuevo y Díaz Mayer pidieron el dictado de la prisión preventiva de los tres imputados por peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación, hasta la audiencia preliminar.

Ponce se opuso solicitando una medida menos gravosa como la presentación semanal en la Comisaría de Lago Puelo y prohibiciones de acercamiento, o en caso de ser insuficiente a criterio del juez, el arresto domiciliario. También cuestionó el plazo solicitado, precisó una gacetilla de la Fiscalía.

El juez Jorge Novarino entendió necesario el dictado de la prisión preventiva, debidamente fundado, pero entendió que debe establecerse por un plazo menor para revisar la necesidad de su mantenimiento.

Foto: Red 43.