Reformulan los cargos por el homicidio de Cuesta del Ternero: el que portaba el arma y disparo habría sido Diego Ravasio

Este lunes, el juez de Garantías Víctor Gangarrossa, aceptó la extensión del plazo por sesenta días que requirió el fiscal Francisco Arrien para completar la etapa penal preparatoria, es decir, la recolección de pruebas en el marco de la causa que se sigue contra Diego Alejandro Ravasio (44) y Martín Cruz Feilberg (48), por los delitos de homicidio y tentativa de homicidio, en ambos casos agravado por el uso de arma. La fiscalía reformuló los cargos y estableció la presencia de una carabina calibre 22 en la escena y la colocó en manos de Diego Ravasio, aunque asegura que los agresores habían acordado previamente su actuación y mantuvo la imputación contra Feilberg.

La fiscalía y la querella atribuyeron a Ravasio y Feilberg el hecho ocurrido entre las 15 y las 16 horas del 21 de noviembre, cuando según la teoría acusatoria ingresaron al predio de un campo de la zona de Cuesta del Ternero, El Bolsón, que actualmente es ocupado por la Lof Quemquemtreu. Los imputados, según la acusación, portaban un arma de fuego calibre 22, tipo carabina y al ser interceptados por miembros de la comunidad, dispararon sobre la humanidad de Pedro Elías Garay y Gonzalo Fabián Cabrera. Dos proyectiles impactaron en la zona abdominal de Cabrera y le ocasionaron lesiones que pusieron en serio riesgo su vida, mientras que el restante alcanzó a Garay y le ocasionó heridas que derivaron en su muerte. Inmediatamente después del hecho huyeron corriendo del lugar.

En la primera imputación se había mencionado la presencia de armas de fuego y no se había individualizado al autor de los disparos.

La calificación legal de los hechos es de homicidio y tentativa de homicidio agravado por la utilización de arma de fuego. Para la fiscalía hubo un acuerdo previo de voluntades y ambos acusados actuaron con convergencia intencional. La fiscalía había pedido oportunamente un plazo de cuatro meses para completar la investigación y ahora reformuló los cargos y solicitó una ampliación del plazo por sesenta días.

Entre la evidencia destacada por la fiscalía para dar sustento probatorio a la acusación, se describió una pluralidad de declaraciones testimoniales a personal sanitario y policial, copias de libros de guardia y actas policiales, informes forenses, informes de las policías rionegrina y chubutense y planillas de control de ingreso y egreso de personas del puesto policial montado en el acceso al predio en conflicto entre un privado y la Lof Quemquemtreu. No obstante, lo anterior, aún restan producirse informes y pruebas en relación a diversas medidas practicadas en los últimos días.

Ravasio, que había sido detenido en Esquel, es defendido por Estanislao Cazaux y Pablo Calello, mientras que Ernesto Saavedra y Luciano Magaldi ejercen la defensa de Feilberg, quien se entregó voluntariamente en una comisaría de Comodoro Rivadavia. Por la parte querellante, en representación de Gonzalo Cabrera, actuaron los abogados Andrea Reile y Ezequiel Palavecino.

Los defensores plantearon una seria crítica a la actuación fiscal y una férrea defensa que incluyó el pedido de sobreseimiento de los acusados por formalidades y tecnicismos que según argumentaron fueron violados por el fiscal Francisco Arrien. De todos modos, sus planteos fueron desestimados por el juez de Garantías Víctor Gangarrossa, que incluso mantuvo su decisión ante un planteo de revocatoria realizada por una de las defensas.

No obstante, la decisión, seguramente será analizada por un tribunal superior, ya que ambas defensas anticiparon que apelarán la resolución del magistrado.

Fuente: El Cordillerano.