“Se nos viene el invierno y necesitamos materiales de construcción para volver a levantar nuestras casas”

Así lo expresan los más de 1.000 vecinos que los perdieron todo a raíz de los incendios forestales. Indican que gracias a la ayuda solidaria de personas de todo el país, ropa y calzado ya no se está necesitando más. “Lo más urgente ahora son alimentos y materiales de construcción y herramientas para poder volver a levantar nuestras casas” señalan.

InfoChucao, como todos los días desde el comienzo de los incendios, recorrió la zona afectada dialogando con los vecinos damnificados.

En esta ocasión charlamos con María de los Ángeles, vecina de Cerro Radal y una de las tantas que lo han perdido todo a causa de las llamas. “Nosotros nos encontrábamos acá cuando llegó el fuego y lo único a lo que nos dio el tiempo a mi hija que está embarazada y a mí, fue salir para el lado de la ruta para salvarnos”.

La vecina contó con la voz quebrada por el dolor que “estábamos terminando de construir nuestra casita propia y ahora no nos quedó nada”.

A la vera de la Ruta 40 se han montado varios centros de acopio improvisados para recepcionar las ayudas solidarias que llegan desde todo el país. “Acá recibimos la mayoría de las donaciones porque estamos cerca de la ruta, pero nos encargamos que las ayudas lleguen también a vecinos que están en lugares más alejados”.

“Gracias a la solidaridad de la gente, ya no necesitamos más ropa ni calzado. Ahora lo más urgente son alimentos y principalmente materiales de construcción y herramientas para poder levantar de nuevo nuestras casas” explicó.

“Necesitamos carpas, naylon, madera, cemento, clavos, alambres y todo aquello que pueda servir para la construcción, como así también herramientas ya que las que teníamos las perdimos por el fuego” enumeró la vecina recalcando que “lo poquito o mucho que puedan donarnos será siempre bienvenido”.

También se necesita mano de obra dispuesta a dar una mano. “Tenemos que voltear con motosierra los árboles que quedaron en pie y son peligrosos, limpiar los terrenos donde vamos a levantar nuevamente nuestras casitas y agradeceríamos a quienes se den maña en construcción y nos den una mano”.

María de los Ángeles indicó que “sabemos que en muy poco tiempo va a comenzar a bajar la temperatura y llegarán las lluvias con lo que toda esta zona afectada por el incendio se va a convertir en un verdadero barrial, por eso necesitamos tener para entonces, aunque sea algo precario donde poder vivir”.

Desde Nación se anunciaron fondos millonarios para reconstruir las viviendas, pero se sabe que los tiempos del Estado van a la misma velocidad que requiere esta catástrofe que nos ha golpeado por lo que la ayuda solidaria será fundamental.

Quienes puedan sumar donaciones pueden acercarse hasta estos puntos de acopio instalados al costado de la Ruta 40 en cualquier momento del día.