Sigue la búsqueda del kayakista tras 14 días de incertidumbre

La hermana de Andrés lamentó que “después de tantos días lo más alentador que puede pasar es encontrar el cuerpo” y sostuvo que no tienen nada que les indique que estuvo en el lago, simplemente el testimonio de un amigo que no conoce la familia. Este miércoles realizarán una ceremonia de despedida. Aseguró que seguirá luchando para que el Estado disponga las medidas de seguridad en las playas.

Andrea Quinteros, la hermana del joven desaparecido, confirmó que se suspendió la búsqueda con los buzos de Prefectura porque al ingresar tan profundo se lastiman, pero sigue por otros medios. “Lo más alentador que puede pasar es encontrar el cuerpo, más allá de eso la familia está muy dolida con las actitudes de ciertos funcionarios”, dijo y agregó que “hubo irresponsabilidad en mi hermano que son los 5 minutos que no pensó lo que hacía, pero al estar acá con la búsqueda vemos que se meten en el lago todos y no hay ningún tipo de seguridad”

Lamentó que hoy tienen el testimonio de un amigo que no conoce la familia, que dice que él se metió y “puede estar ahogado en el lago, o puede estar enterrado en cualquier parte, puede ser cualquier cosa, no tenemos prueba, no hay nada que te diga si entró o salió, sólo la llamada entrante y saliente, no tenemos pruebas, solamente un testimonio”.

El miércoles se hará una ceremonia para despedir a su hermano en el caso que esté ahí, “que sea verdad lo que dijo el último testigo, una ceremonia religiosa e invitar a los más allegados y quienes ayudaron en la búsqueda y nos han acompañado”.

Andrea manifestó que van a convivir con este dolor porque “la vida lamentablemente nos sacó a mi hermano de una forma repentina” pero sostuvo que “tenemos que transformarlo en lucha para seguir nuestra vida y que no haya nunca más una víctima así”.

Lamentó la falta de empatía porque “si pudieran sentir un poco el dolor de una persona no actuarían de esa forma, tienen que ponerse a disposición y tener la empatía suficiente para afrontar las responsabilidades que le quepan, hoy le digo a Gennuso que cada vez que pase eso me va a tener presente, no voy a dejar de luchar para que los ciudadanos que van a las playas tengan, aunque sea un mínimo de seguridad”. Remarcó que “la soberbia no lleva a ningún lado”.

Fuente: Bariloche 2000.