Solicitan no dañar a “monitos del monte” que están siendo encontrados en nuestra región

En los últimos días se han hallado en nuestra región, especímenes de “monitos del monte”, un tipo de marsupial diminuto, autóctono de la Patagonia y que se encuentra en peligro de extinción. Se solicita no hacerles daño ni confundirlos con ratas u otros roedores y cumplen un rol importante en el medioambiente.

El monito del monte, una adorable criatura parecida a un ratoncito pero que en realidad es un marsupial que vive en los bosques de la Patagonia. Trepa rápidamente por los árboles, recorriendo un metro de corteza por segundo, para darse un festín de insectos y frutos de verano que maduran en lo alto de la copa.

Cuando el tiempo se vuelve frío, el monito de ojos saltones construye un nido de musgo en el hueco de un árbol, acurrucándose con un grupo de entre cuatro y ocho monitos, para pasar el invierno. Allí, el pequeño marsupial entra un letargo o torpor, y su ritmo cardíaco desciende de 200 latidos por minuto a 2 o 3 latidos por minuto. En este estado de inactividad, conserva la energía y solo respira cada tres minutos. Su sangre deja de circular.

Debido a este hábito, pueden ser encontrado en el interior de troncos de leña, en especial la de ñire, uno de los árboles elegidos por estos animalitos.

El monito del monte cumple un rol fundamental en el medioambiente ya que se alimenta de insectos, pero además ayuda a dispersar las semillas de especies de árboles como el maitén o arrayanes al comer sus frutos.

El avance del hombre sobre zonas boscosas ha hecho que está especie como tantas otras esté en peligro de extinción por eso se encontrarnos con alguno de estos “monitos” fuera de su hábitat, debemos llevarlo con mucho cuidado a algún hueco de un árbol donde continuará hibernando. Asimismo, se debe dar aviso a las autoridades de Fauna Silvestre o a Parques Nacionales.

Foto de archivo.