Tais sigue esperando por un implante para su cadera que le permita volver a caminar

El año pasado conocíamos la historia de Tais, una niña de 12 años de El Bolsón que a raíz de sufrir una necrosis en su fémur solo puede moverse con muletas. Una operación de implante en su cadera haría que pueda volver a caminar normalmente, pero han pasado ya 5 meses sin que tengan ninguna respuesta. En febrero estuvo en el Hospital Garrahan donde iba a ser intervenida, pero la prótesis nunca llego.

Compartimos una carta que nos envía su madre contando el calvario que viene sufriendo junto con su hija:

“Soy Daniela, mamá de la bella Tais de 12 años y vivimos en El Bolsón provincia de Río Negro. Sigo atenta al pedido de implante de cadera para que mi hija vuelva a caminar. Sé que lo administrativo puede ser lento, pero por favor no se olviden.

Seguimos sin novedades desde febrero cuando la cirugía se suspendió porque la prótesis no fue presentada en el Hospital Garrahan. Estábamos allá con el pre quirúrgico hecho y tuvimos que volver sin nada (pudimos resolver la amargura y dolor de ese momento con la esperanza de que pronto volvíamos…).

Tais sigue creciendo, pero el lado derecho no crece y tiene una diferencia entre una pierna y otra de 5.5cm, eventualmente siente dolores y solo se desplaza con muletas, hace dos años que es así. Como mamá es desesperante la situación y el paso de los días me pone aún más triste porque existe una posibilidad para que mi hermosa hija pueda tener una vida normal (igual a la que tenía antes de que su fémur se necrosara). Hay un equipo de traumatólogos dispuestos a operarla en el Garrahan, les aseguro que hacen un trabajo excelente, conocimos niños de distintas partes del país que tuvieron el problema de Tais y luego de la operación volvieron a caminar (hablé con sus mamás y los vi a ellos).

La gestión de compra de prótesis está hecha: el Ministerio de Salud de la provincia de Río Negro realizó los trámites y se adjudicó a una empresa privada según resolución N° 0726 “MS” del 28/01/2021, hace 5 meses.

Ya no sé qué más hacer, porque no sé dónde se compra este implante como para escribirles y decirles que por favor se apuren, hay una niña esperando por el (solo que se fabrica en Inglaterra y viene en barco a Argentina y que los trámites de aduana y ANMAT demoran 70 días según el vendedor de la ortopedia adjudicada, ya se cumplieron esos días) porque no sé de qué depende que llegue de forma más rápida, porque me duele el alma, me enojo con la burocracia y no sirvo para “pelear” ni tengo la energía para eso… solamente les pido que no se olviden.

Me pongo a disposición para colaborar en lo que sea. Gracias por leerme, quizá la difusión ayude a recordar que seguimos acá.

SI ALGUIEN PUEDE HACER ALGO, QUE LO HAGA POR FAVOR”.