Totalmente alcoholizado, evadió un control de tránsito y terminó chocando al móvil policial

Durante la madrugada del domingo, el conductor de una camioneta, evadió un control de tránsito para darse a la fuga, pero fue detenido tras una persecución de varias cuadras en la que chocó a uno de los móviles policiales. Posteriormente se comprobó que tenía más de 1,50 miligramos de alcohol en sangre y no era la primera vez que era detenido manejando en estado de ebriedad.

En diálogo con InfoChucao, el subcomisario Oscar Zapata, titular de la Comisaría 12° de El Bolsón detalló que “en la madrugada del día domingo, cerca de las 3 de la mañana, dentro de los operativos que estábamos llevando a cabo, un conductor a bordo de una camioneta Toyota evade un control en la zona céntrica, con el peligro que esto significa, y se dio a la fuga”.

Zapata explicó que “de inmediato se inició la persecución del rodado logrando detenerlo en el cruce de calle Las Heras y Pastorino, a varias cuadras de donde había comenzado” aclarando que “durante la fuga impactó contra el móvil policial ocasionándole daños en la parte delantera izquierda, en el paragolpes y el guardabarros”.

“El conductor junto con una mujer que lo acompañaba, una vez detenido el vehículo intentaron huir corriendo, pero fueron interceptados y allí la femenina agredió físicamente al personal policial por lo que hubo que reducirla y ambos fueron trasladados a la sede policial” señaló.

El funcionario policial indicó que “de todos estos hechos fue notificada la Fiscalía, que inició una causa judicial por atentado y resistencia a la autoridad y daños, por el impacto que causaron al móvil policial. También se le hizo el control de alcoholemia que arrojó un resultado de 1,5 miligramos”

Una vez detenido, el conductor manifestó que no era la primera vez que lo detenían con alcoholemia positiva, y, además, no contaba con ninguna documentación del vehículo, por lo que la camioneta quedó secuestrada.

Este conductor, oriundo de Lago Puelo, ahora deberá afrontar la causa judicial que se le inició, abonar la multa por manejar alcoholizado y además hacerse cargo de los daños que causó al móvil policial.

Imagen de archivo.